kikiklaka

kikiklaka

755

Kaixo bikers!
Camino del medio siglo voy. Aunque desde los 10 añitos practiqué remo, en 1988 tuve mi primera mountain bike, una Orbea rosa, azul y blanca con 21 velocidades sincronizadas Suntour, que por aquel entonces eran lo más. No se me olvidará nunca la sensación de bajar y subir por el césped del parque de los patos de Bilbao y el clic clic de los cambios por arriba del manillar...
Más tarde vinieron una Diamond Back Apex en 1990 -¡qué chula era!- que me costó el trabajo de todo un verano. Tenía el hoy día reconvertido grupo Deore DX, con los primeros mandos Rapid Fire (pulsadores por debajo del manillar) de Shimano; sólo los más veteranos del MTB lo recordarán. Por encima, en aquel entonces sólo quedaba el XT. No tenía ni suspensión delantera, pero aún así pasaba holgadamente de los 13kg, con sus tubos de acero al cromo-molibdeno de Tange. En el 95 vino una Megamo (sólo cambio de cuadro) de aquellas cromadas que se pusieron de moda y que se acababan oxidando, y en 2000, una Decathlon 9.2 doble con 110mm delante y detrás, discos, rodamientos en los puntos de giro, y que en su momento parecía adelantada a su tiempo....
Sin embargo, no era nada habitual en el año 2000 usar dobles suspensiones y discos, y, aunque muchos me decían aquello de: “dónde vas con ese trasto”, yo ya estaba convencido de que las dobles serían el futuro. Las primeras semanas, recuerdo que iba pensando: "pero qué forma de botar, esto es una m...". Eso sí, al de un mes ya no quería volver a las rígidas ni en sueños. La 9,2 me salió buenísima, la vendí por puro aburrimiento de tenerla 8 años. Hoy día son las bicis XC las que tienen 100mm de recorrido.
Cuando vendí la decathlon, ya a finales de 2008, compré una MSC Zion, que me dio muchas satisfacciones y algunos disgustos a nivel de rodamientos. Con esta montura descubrí los Pirineos en bici, yo creo que uno de los mejores lugares que se pueden imaginar para una bici de monte. En 2012 adquirí una Orbea Occam, todavía de 26 pulgadas, que realmente marcaba diferencias con la MSC, por lo bien que subía y bajaba. Después pasé también por una Orbea Alma de 29" (rígida), quizás la bici a la que menos le he cogido el truco. Coincide que es la única rígida. ¿Casualidad? No lo creo.
En los últimos años he adquirido una Orbea Orca de carretera, con la que me paso los inviernos, en esas semanas de lluvia en el que el monte se pone impracticable. En cuanto al monte, liquidé las Orbeas Alma de 29 y la Occam de 26 y las he cambiado por sendas Orbeas Oiz 27,5 y una Occam TR, de 29”.
Bajo mi punto de vista, en los últimos años ha habido una evolución muy importante en la geometría de las bicis. Angulos de dirección más relajados y tubos horizontales más largos junto a potencias más cortas hacen que las actuales monturas no tengan nada que ver con las de hace media década. Ahora las bajadas son mucho más fáciles, es casi imposible salir por delante. Así está el mercado.
Con el paso de los años puedo opinar sobre la guerra 26"-27,5” -29"... la conclusión a la que he llegado es que no hay tanta diferencia entre los tamaños de rueda como entre que la bici sea rígida o doble. Y aquí la balanza es clarísima, yo me quedo con una doble, me da igual 27 que 29, siempre que tenga la geometría moderna que comentaba. ¿Las marcas? Yo tiro de Orbea por hacer país y porque me ha ido realmente

Członek od marca 2012