gretalopez

gretalopez

355

Las alamedas se van,
pero dejan su reflejo.

Oh que bello
momento

Las alamedas se van,
pero no nos dejan el viento

El viento esta amortizado
un lo largo, bajo el cielo.

Oh que triste
momento

Pero ha dejado flotando,
sobre los ríos, sus ecos.

El mundo de las luciérnagas
ha invadido mis recuerdos.

Oh que bello
momento

Y un corazón diminuto
me va brotando en los dedos

Członek od września 2017