Czas  13 minut

Współrzędne 189

Uploaded 26 lutego 2019

Recorded lutego 2019

-
-
470 m
104 m
0
2,3
4,5
9,08 km

Obejrzane 174 razy, pobrane 4 razy

w pobliżu Junigro, Asturias (España)

VILLARÍN (100) (Trubia-Oviedo)-PICO LOVIO O LLOE (483) (Grado-Oviedo) (Circuito).

DATOS TÉCNICOS:

RECORRIDO: 9 k.
ALTURA MÁXIMA: 483 m.
ALTURA MÍNIMA: 100 m.
ASCENSO TOTAL: 385 m.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 2,36 h.
FECHA DE REALIZACIÓN: Febrero de 2019.

VILLARÍN es un barrio de Trubia (100), en el entorno y al oeste de la Fábrica de Armas, instalación industrial referente de la población trubieca desde 1794 en que se funda, si bien su período de expansión y esplendor tiene lugar en los siglos XIX y XX. Trubia es parroquia del concejo de Oviedo –hasta 1885 perteneció a Grado-, de cuya capital dista apenas 12 kilómetros, y se ubica en la confluencia de los ríos Nalón y Trubia, hidrónimo este último que da nombre al valle del mismo nombre, puerta de acceso a la Senda del Oso.

El pico LOVIO O LLOE (483) se sitúa en la confluencia de las parroquias gradenses de Bayo y Báscones con la ovetense de Trubia, marcando límites entre ambos concejos. Se halla en el sector más septentrional del monte homónimo, atalaya privilegiada entre las cuencas del Trubia al este y del río Sama al poniente. Hay referencias al “Montem Loy” –Llói o Lloe- en documento del archivo de la Catedral de Oviedo, signado en León el 30 de octubre del año 863, sobre donaciones de terrenos en ese enclave a parroquias trubiecas.

Accedemos a Villarín desviándonos por una calleja estrecha, poco antes del K. 1 de la AS-228, calle que separa la Fábrica de Armas y lo que ya antes de 1927 fue barrio residencial, con casa del director, chalés adosados de oficiales, residencia de ingenieros, casino y capilla de Santa Bárbara. A pocos metros del desvío encontramos el cartel indicador de “Villarín” y aparcamos justo delante, en un recodo a la izquierda junto al muro de la fábrica.

Iniciamos el recorrido por la misma calle rumbo oeste, siguiendo el perímetro de la mencionada instalación industrial en los primeros compases, para seguidamente discurrir por espacio abierto, donde se suceden caseríos con sus parcelas y huertos. Virando al norte comenzamos el circuito propiamente dicho pasando junto a las últimas casas de Villarin, jalonadas de hórreos y paneras con algunos ejemplares vistosos de mimosas, a la sazón en su plenitud de floración de amarillo intenso.

A las afueras giramos dirección noroeste encarando una senda marcada en los primeros metros, que seguidamente se difumina y en pindia subida atraviesa un bosque de eucaliptos y castaños. Recomendamos seguir de frente orientados por el curso de la riera y, tras sortear matorral diverso, recalamos en la cima del modesto cordal (348) y pista, que delimita los concejos de Grado y Oviedo, a la vez que marca la divisoria entre las cuencas del Trubia y del río Sama. Es probablemente el tramo más engorroso del itinerario, del que a estas alturas habremos recorrido un par de kilómetros.

Continuamos por la pista rumbo suroeste, teniendo a nuestra izquierda el eucaliptal del Monte las Cruces –área que fue rica en mineral de hierro- y a la derecha la cuenca del municipio gradense con sus pueblos y caseríos dispersos, y como fondo al norte las Sierras de Pedroso, de las Reigadas y de Taborneda, con el Gorfolí (623) destacado en esta última. Al cabo de 750 metros, tras pasar junto a un depósito de agua, llegamos al caserío LAS CRUCES (344), núcleo de cuatro casas prácticamente deshabitado.

Seguimos en la misma dirección por la pista que, en los primeros metros, discurre paralela a la carretera secundaria de acceso a las Cruces. El eucalipto nos sigue acompañando. Es un tramo en el que podemos encontrar zonas embarradas y con alguna encrucijada. Atentos pues al track. Sorteamos por su cara oeste el ALTO DEL SANATORIO (431), desde donde avistamos ya al fondo el Lovio. Tras un kilómetro de recorrido desde las Cruces llegamos a un collado (434), encrucijada y base del pico.

Continuamos de frente siguiendo lo que resta de pista. Las diferentes caras del monte homónimo están cubiertas por denso y alto matorral, principalmente tojo. Pero una especie de carril bien marcado, con las cotoyas en parte aplastadas, nos facilita el acceso a la cima -250 metros de subida- , cima señalada con vértice geodésico y atalaya singular con vistas a ambas vertientes.

Es destacable la amplia panorámica del valle del Trubia con sus pueblos y caseríos, más Oviedo con el Naranco al fondo. Dignas de reseñar al este la silueta del MONSACRO (1.062) más las estribaciones y cotas septentrionales de la SIERRA DEL ARAMO: Mostayal (1.312), Mosquil (1.288) y Gamonal (1.710). Al sur, SIERRA DE TENE (Aírúa Naval, 1.420) y tras la misma, en el horizonte lejano, el Macizo Ubiñas. Seguidamente, en el sentido de las agujas del reloj, la SIERRA DE CARANGA (1.194) con la Forcá (1.183) en la punta norte.

Al suroeste y oeste, la SIERRA DE GRADURA Y TAMEZA, La Loral (1.248) y Buey Muerto (1.007), que sobresalen con sus perfiles achatados. Continúa más al fondo oeste el perfil característico de PEÑA MANTECA (P. Horru, 1.513), belmontina, más las SIERRAS DE BEGEGA (1.112) y DE COURÍO (1.017). A ello se añade lo descrito por la zona norte. En esa dirección cobra especial relevancia, por su proximidad, el mencionado ALTO DEL SANATORIO (431), apreciable en toda su extensión sólo desde esta balconada.

Retrocedemos hasta el collado (434). De aquí parte una amplia senda en bajada rumbo sur, con hojas de castaño –Montes de las Cuestas- como alfombra, que después gira al noreste para entroncar con una pista en esa misma dirección. Panorámica del Valle del Trubia. La pista de unos mil metros nos lleva en ligero descenso hasta la aldea de LAS CUESTAS (260). El tramo intermedio de ese camino discurre encajonado entre paredes de diferentes fincas, por donde fluye agua con barro. En el entorno de esa población se encuentra el “Castro del Pico Cogollo” de 50 por 60 metros.

Descendemos por las calles del pueblo hasta la carretera AS-313 (Grado-Trubia). Continuamos bajando por la misma durante unos 850 metros y, a la altura del “C.P. El Villar”, nos desviamos a la izquierda por pista de cemento, que discurre entre fincas y caseríos, para cerrar el circuito al cabo de 900 metros. Nos resta sólo medio kilómetro para volver al punto de partida en el aparcamiento.

Ruta fácil, de corto recorrido, sin complicaciones técnicas y desnivel asequible. Sólo el tramo de ascenso a través del bosque y la subida al pico entre matorrales pueden plantear alguna dificultad a los caminantes no avezados senderistas. A reseñar las amplias panorámicas de las dos vertientes con sus respectivos valles, más las sierras y cordales que marcan su contorno. Si a ello añadimos que la cumbre se ubica en el mismo centro de la región, a pocos kilómetros de las ciudades más pobladas, el ascenso a la misma no deja de ser poco más que un paseo matinal. ¡Bien merece la visita!
VILLARÍN
PISTA A LAS CRUCES
LAS CRUCES
ALTO DEL SANATORIO
PICO LOVIO
SENDA DE BAJADA
PISTA A LAS CUESTAS
LAS CUESTAS
PISTA A VILLARÍN

Komentarze

    You can or this trail