Czas  5 godzin 12 minut

Współrzędne 1267

Uploaded 12 czerwca 2017

Recorded kwietnia 2017

-
-
1 394 m
967 m
0
2,4
4,7
9,47 km

Obejrzane 517 razy, pobrane 23 razy

w pobliżu Ohanes, Andalucía (España)

Fecha de realización: 01/04/2017

Sendero de gran belleza, perfecto como complemento a una visita al pueblo de Ohanes, bajo mi punto de vista, uno de los más bonitos y auténticos de la Alpujarra almeriense. Para llevarlo a cabo, me ha basado en los de otros usuarios (Kayman principalmente, gracias nuevamente) y en el sendero oficial PR-A 249 de la F.A.M. que incluye una completa descripción (aquí: http://www.fedamon.com/senderos/prs/archivospdf/almeria/PR-A%20249_Folleto_OHANES.PDF), aunque nosotros lo hicimos en sentido contrario. Nos moveremos entre los 965 y los 1394 msnm y lo realizamos en primavera, época que recomiendo, si bien esperaría a mayo que ya ha tenido lugar la foliación de los castaños. También tiene muy buen aspecto en otoño, por lo que esperamos poder repetir en otra ocasión.

Puesto que íbamos con niños y ya que su primer tramo en el sentido que lo hemos hecho -un duro ascenso por camino cementado- es el más duro y podría desanimar a más de uno, busqué una opción para dejar el mismo para el final y tan sólo para quien quiera realizarlo. De esta forma, el sendero se puede reducir en 2 km, quedándose en 7,5 km. Eso sí, al menos una persona ha de hacer el sendero completo incluyendo este tramo para llegar hasta el lugar en el que se deja el coche, cosa que para un adulto acostumbrado a estas lides no ha de suponer mayor problema.

De esta forma, podemos llegar con el coche al lugar en el que se inicia el track o bien un poco más adelante hasta el waypoint marcado como posible aparcamiento, donde existe amplitud suficiente para 3 ó 4 coches. Hasta ambos sitios se llega por una estrecha carretera pavimentada en su mayor parte, algo sinuosa pero accesible a turismos. De hecho se puede ver su aspecto en google street view: https://www.google.es/maps/@37.0418253,-2.763005,3a,60y,90t/data=!3m6!1e1!3m4!1s3xV3XOuZcbkyDyW3GinZCQ!2e0!7i13312!8i6656

Una vez en el punto de inicio, empezamos la travesía a 1.145 msnm, en suave descenso por pista forestal, para salirnos a los pocos metros a nuestra derecha a un camino contiguo a una acequia, si bien nuevamente en corto espacio, volveremos a esa misma pista, que nos ha de conducir a la Fábrica de la Luz, antigua central hidroeléctrica (principios S. XX), aún en buen estado al menos en su exterior, donde se producía energía eléctrica para el pueblo y otros municipios de la zona (Almería y Alhama según he podido leer).

Tras una breve visita a la misma, volvemos sobre nuestros pasos y a los pocos metros, siguiendo las balizas del PR, nos salimos a la derecha (izquierda si no hemos bajado a la fábrica) para iniciar un nuevo tramo por senda.

Aquí comenzamos un escarpado tramo por un antiguo sendero en duro ascenso al principio aunque se suaviza rápidamente. A los pocos metros llegamos a una llamativa cascada producida por una salida de agua de la acequia de careo. Después, tras un breve descenso, comenzamos a observar los restos del Molino de las Herrerías, que son realmente dos molinos, uno se utilizaba para fundir hierro y otros para moler trigo.

Poco más adelante, cruzaremos el río Chico en un bonito paraje, fresco y lleno de vegetación. En estas primaverales fechas con agua pero se puede cruzar sin mayor problema.

Continuamos el sendero en moderado ascenso, pasando por restos de terrazas de cultivo, antiguos cortijos derruidos y ejemplares de castaños y encinas de gran porte. También cruzamos entre un inmenso zarzal del que pudimos zafarnos agachándonos y con mucho cuidado.

Subiremos la solana del barranco por la que se desarrolla un bonito bosque de encinas, alguna todavía jóvenes, otras más longevas y con bonitas vistas de Sierra Nevada, ya con poca nieve por la zona de la Polarda, tras un año con un deshielo más rápido de lo (que venía siendo) habitual.

Tras cruzar este bosquete, llegamos a una pista forestal, con indicaciones a la izquierda hacia la Polarda y a la derecha hacia Ohanes. Esa será nuestra dirección. Caminamos por la misma, primero en ligero descenso y después en ascenso, pasando junto a un antiguo cortijo, un magnífico ejemplar de castaño (aún sin hojas), y después un rodal de bosque de pinos de repoblación, donde aprovechamos para hacer una parada para el bocata, aprovechando su sombra.

Una vez retomada la marcha, seguimos por pista y a escasos metros, nos salimos de la misma siguiendo las indicaciones de las balizas y comenzamos a descender por un bonito sendero. En este tramos obtendremos magníficas vistas del pueblo de Ohanes (como en buena parte del recorrido), así como de Canjáyar, el valle del Río Andarax y la sierra de Gádor, con algo de nieve. La vegetación no será tan abundante aquí, donde están más presentes los cultivos de almendros, si bien, en esta primavera tan verde, los campos tienen un manto de fina hierba que embellece el paisaje.

Todo esta parte del trayecto será fácil, en suave descenso la mayor parte y pasaremos por los parajes de La Mezquita y el cortijo de los Morenos, aunque ya casi llegando al final del tramo el sendero será muy pedregoso e incómodo, por lo que nos alegramos de haberlo hecho en este sentido para evitar la subida por esta incómoda cuesta.

Finalizado este tramo llegamos a la carretera que circunvala al pueblo en su parte alta, caminamos por alguna de sus calles y aquí se quedan ¾ partes de la expedición tras completar unos 7,5 km. Después vuelvo por otra calle a la carretera y camino por la misma en descenso y con precaución (se trata de una carretera aún así con poco tráfico) durante 700 metros, pasando junto al residencial El Carmen y a una antigua nave de una Cooperativa Uvera, testigo mudo del pasado ligado intensamente a este fruto en Ohanes, por su famosa uva de barco.

Una vez cruzado por puente el barranco de Ohanes (con el río Chico en su fondo), abandonamos la carretera a la derecha, para iniciar un trazado de bonita senda arriera. Esta es la parte principal que difiere el PR oficial del track que nosotros seguimos. Si bien en el primero pasamos por el área recreativa del Río Chicho, algo más adelante del residencial y la piscina y tendremos que caminar por más asfalto, en el segundo, hacemos menos asfalto y además transitaremos por una bonita senda hecha con piedras de pizarra principalmente.

De esta forma, caminaremos en ascenso cruzando terrazas de cultivo y el barranco de la Yedra (también con algo de agua). Al poco cruzamos la estrecha carretera por la que pasamos esta mañana en coche para llegar al inicio del trayecto, tras dejar atrás el área recreativa. En este punto comienza la parte más exigente. Junto a un cartel informativo de los senderos del municipio, comienza una dura pendiente por un camino de cemento. Si bien su longitud no es muy extensa (unos 600 metros) y podemos parar de vez en cuando para contemplar las magníficas vistas del pueblo. Así en pocos metros llegaremos a una intersección junto a la pista en la que hemos dejado el coche.

En definitiva una ruta muy recomendable, bonita, con múltiples incentivos y de una dificultad baja o moderada si se racionan esfuerzos y se fracciona el recorrido para quien no quiera hacerlo completo.

Komentarze

    You can or this trail