-
-
1 261 m
222 m
0
15
30
59,67 km

Obejrzane 265 razy, pobrane 3 razy

w pobliżu Prado del Rey, Andalucía (España)

XXIV Travesía de Resistencia Sierra de Grazalema, organizada por el Club de Senderismo Tritón.
La ruta la comenzamos a las 4 de la mañana en la localidad gaditana de Prado del Rey, cogimos el Camino de los Grajales, para desembocar en el Km 26 de la carretera A-372, seguimos por esta unos 600 m para llegar a la antigua carretera del Bosque. Llegamos al bosque, lo atravesamos y nos encaminamos a través del Río Majaceite hasta la localidad de Benamahoma.
Proseguimos por una pista con una pendiente prolongada que nos lleva al Puerto del Pinar, en este punto cogemos el precioso Sendero del Pinsapar, disfrutamos de los majestuosos árboles y de la inmensidad de las vistas que nos ofrece, continuamos camino hasta la Cantera del Pinsapar, por la CA-9104 llegamos al Embalse del Fresnillo, para descender, disfrutando de unas bonitas vistas, hasta al pueblo de Grazalema.
Salimos del pueblo por la A-372 y en el Km 51.5 cogemos el camino de subida a los Llanos del Endrinal, para posteriormente llegar al Puerto Presillas y después al Puerto Boyar. Desde aquí descendemos hasta los llanos del campo, cruzando la A-372 en el Km 43.8. En este tramo tenemos una vista muy bonita del Salto del Cabrero y podremos ver uno quejigos de troncos enormes, como salidos de un cuento.
A partir de este punto y debido a las tormentas, la fuerte lluvia y el granizo se decidió el cambio del trazado original de la ruta a partir de Benamahoma. Caminamos por un sendero que va en paralelo a la carretera A-372 hasta Benamahoma.
Como hemos comentado antes la ruta a partir de Benamahoma se cambió y en vez de ir al bosque de madroños, cerca del pico Albarracín, volvimos al Bosque por el Sendero de Río Majaceite.
Ya vamos a por el último tramo de la ruta, salimos de El Bosque por la Carretera Antigua, Cogemos la A-372, nos desviamos a la derecha para coger el Camino Bajo del Bosque hasta llegar a nuestro punto de inicio después de 15 horas de ruta, Prado del Rey.
La ruta ha estado muy bien organizada, en ningún momento nos ha faltado de nada, el personal muy amable y siempre dispuesto a ayudarnos, la comida y la bebida muy rica y abundante. No se le puede poner ninguna pega, se le puede poner perfectamente un 10 de nota.
El paisaje es precioso, con vistas infinitas y con bosques muy antiguos, bonitos, de leyenda. Con pueblos blancos que nos aparecen de la nada en medio de tanto verde y que nos hacen estremecernos por su belleza. Me impresionaron mucho la majestuosidad de los pinsapos y los quejigos, con troncos y copas enormes y llenas de musgo.
Tenemos que tener cuidado a la hora de hacer esta ruta, hay tramos de ella en la que son necesarios pedir permisos especiales para poder transitar por ellos.
La ruta la hice con los compañeros del Club de Montaña Noveno Grado. Siempre en muy buena Compañía.

Komentarze

    You can or this trail