-
-
2 067 m
1 300 m
0
5,4
11
21,52 km

Obejrzane 289 razy, pobrane 7 razy

w pobliżu Las Dehesas, Madrid (España)

Hoy nos acompaña Álvaro para hacer una ruta que Bulto y yo teníamos ganas de realizar desde hace bastante tiempo, La cuerda de La Mujer Muerta desde la zona de las Dehesas de Cercedilla.
Aparcamos en Majavilán, como siempre, y nos dirigimos hacia el Camino Viejo de Segovia, dirección Puerto de la Fuenfría. En vez de hacer la subida directa al Collado de Marichiva por el Poyal de la Garganta, decidimos dejarlo para bajarlo a la vuelta y subir por el Poyal de Navalaosa, que está más adelante por el PR y es mucho más suave de subir, y sin piedras.
Al llegar a Marichiva (1.753 m) tomamos el sendero de los Ojos del Río Moros que nos lleva bordeando Peña Bercial y Cerro Minguete, por su cara Oeste, hasta el nacimiento del Río Moros manteniendo cota. Desde aquí comenzamos a ganar altura hasta llegar al Collado de Tirobarra que está a casi 2.000 metros de altura. Este collado se encuentra equidistante al Montón de Trigo y a La Pinareja y es el paso que nos lleva hasta la cuerda de la Mujer Muerta. Hemos tardado 2 horas y media en llegar hasta aquí, a ritmo tranquilo porque Alvarito está con un pie perjudicado y no queremos forzar.
Comenzamos la subida al pico por una ruta marcada con hitos que discurre en su totalidad sobre piedra. Son 200 metros de desnivel en un kilómetro, pero se sube bastante cómodamente. En la cumbre de La Pinareja (2.197 m) esperamos un ratito a Álvaro al que le está dando bastante guerra el pie. Aprovechamos para tomar un tentenpié y seguimos ruta. Desde aquí todo es nuevo para nosotros, nunca hemos pasado de La Pinareja y por supuesto, y para variar, no llevamos mapa, ni GPS, ni ná. Sólo usamos Wikilock para grabar la ruta, no para seguirlas.
Nos encaminamos hacia el Oso, que desde abajo parece estar pegado a La Pinareja pero en realidad están separados por un kilómetro y medio. Hay que descender un escalón de unos 70 u 80 metros (la barbilla de La Mujer Muerta) y luego volver a ascenderlos de forma progresiva (las manos o las tetas de la susodicha) No tiene pérdida ni complicación, no hay trepadas ni destrepes y la ruta está marcada por las bandas amarillas y blancas de un PR, eso si, bastante desvaídas. Pero la dirección es clara.
Llegamos a la Peña del Oso (2.196 m) y nos hacemos las pertinentes fotos en el vértice con los dos ositos guardianes que lo custodian.
Nos vuelve a tocar esperar a Álvaro, al que le está matando el pie. Parece ser que el dolor que tenía la semana pasada en la Peña Negra no se le pasa, es más, va en aumento. El talón.
Descansamos un ratito y continuamos por la cuerda en dirección al Pico Pasapán. Desde El Oso hemos visto un pinar aterrazado que tiene bajo el collado anterior y hemos decidido que será un buen sitio para iniciar la bajada hacia las pistas que nos lleven a los embalses del Espinar que hay en el fondo del valle. Desconocemos si hay una bajada más sencilla, pero la ruta ya es bastante larga como para pasar Pasapán y tomar la pista que hay más adelante, además Alvarito está como loco por bajar de una vez y cortarse el pie.
Al acercarnos al pinar vemos que está bastante más sucio de lo previsto y que si alguien pasó por aquí, seguramente fue antes del confitamiento. Así que, como decía el Capitán Trueno: "Sus, y a ellos!"
La bajada en sí no es muy complicada, hay bastante vegetación, las ramas de los pinos están bastante bajas y las telarañas y demás fauna se cuentan por docenas, pero 150 metros de desnivel más abajo y 500 metros lineales después se llega a la pista alta. En realidad es un sendero ancho que nos baja otros 150 metros hasta la pista de verdad.
Tomamos la pista hacia la izquierda, Este, para buscar el paso por la cabecera del embalse alto.
Antes de llevar un kilómetro por la pista, y después de que la pericia torera de Álvaro nos salvara de un peligroso lance con una vaca guadarrameña, nos hartamos de pista y decidimos tirarnos campo a través, cortando 2 veces las pistas inferiores, hasta llegar al Embalse del Espinar o Vado de las Cabras (1.560 m)
Por fín llegamos al fondo del valle, a los 16 km de ruta.
El estado del pie de nuestro héroe torero a estas alturas del partido era deplorable pero no hay más opción, tirar por la pista del Este hasta hasta reconocer la subida al Collado de Marichiva. Esta subida ya la hemos hecho algunsa vez, aunque con nieve, que cambia radicalmente el paisaje, aún así esperamos reconocerla.
2 kilómetros después la reconocemos. Sale del puente que cruza el Arroyo del Tejo, que es el que va a dar al Embalse de abajo. Por el camino se nos cruza alguna que otra vaca más, pero como vamos aprendidos ya con la master class de Álvaro, huyen despavoridas monte arriba.
Esperamos a Alvarito para subir el último repecho y en un kilómetro más estamos de vuelta en Marichiva.
Ahora si bajamos por el camino recto, el Poyal de La Garganta, que tiene bastante piedra y termina de reventarle los pies y la paciencia al pobre Álvaro.
Al iniciar el descenso nos cruzamos con una pareja de maños que nos preguntó si quedaba mucho para "la cumbre", que si conocíamos otra bajada porque esa tenía muchas piedras y que si había algún rio por allí arriba para bañarse. Esta vez los que huímos despavoridos monte abajo fuimos nosotros para llegar, de nuevo, al Camino Viejo de Segovia y en un pispás al coche. Por cierto, justo a tiempo para ver como un dominguero le atizaba un golpe al coche del Bulto aparcando, pero eso es otra historia.
Más de 21 km, 9 horas y media y 1.000 y pico metros de desnivel después (y con un pie menos) damos por concluida la aventura de la Mujer Muerta y nos vamos a tomar alguna cerveza antes de que cierren.
Salud y al monte !

3 Opinie

  • Zdjęcie El Bulto

    El Bulto 2020-07-24

    "...y con un pie menos..." ja ja ja

  • Zdjęcie Alvaro M

    Alvaro M 2020-07-27

    I have followed this trail  View more

    Excelente descripción y muy cachonda (a mi costa, claro). A pesar de los problemillas del pie me encantó. Pasas por sitios preciosos y toda la primera parte en sombra, lo que se agradece en pleno julio. Además encuentras agua fresca en dos o tres sitios, lo que no te obliga a ir muy cargado desde el principio, porque nos trincamos entre 4 y 5 litros cada uno. Lo que más siento es haber retrasado tanto la ruta por mi progresiva cojera, ya que tardamos por lo menos dos horas más de lo previsto. Por lo menos. Pero lo que queda son unas magníficas sensaciones, unas vistas espectaculares y nuevas para mi, ya que nunca había pasado del Montón de Trigo, y por encima de todo una inmejorable compañía. Queda pendiente encontrar alguna senda desde la cuerda a los embalses aunque nosotros, que somos un poco cabras, tiramos por la calle de enmedio sin especial problema (esto lo digo porque siempre habrá alguien que diga que pasar por ahí es imposible, que cómo subes esa ruta, que se acordaron de nuestra familia más directa en orden ascendente, que si los queremos matar...). En fin, dia de montaña inolvidable. Y sin olvidar el refrigerio posterior, que terminó cuando quedaba sólo nuestra mesa y nos echaron. Sino a lo mejor seguíamos ahí...

  • Zdjęcie Qki

    Qki 2020-07-27

    Alvaritoooo, te ha crecido ya el pie nuevo ?
    Nos vemos cuando lo tengas operativo. Un besote.

You can or this trail