Czas  5 godzin 35 minut

Współrzędne 1885

Uploaded 14 czerwca 2015

Recorded czerwca 2015

-
-
1 321 m
1 017 m
0
5,1
10
20,34 km

Obejrzane 1682 razy, pobrane 54 razy

w pobliżu  Herbeset, Valencia (España)

Recorrido por los alrededores del puerto de Torre Miró recorriendo extensos pinares de pino negro, acebos, enebros, sabinas, carrascas...pasando por el refugio forestal de Pereroles, el pueblecito de Herbeset y visitando la medieval masía de Torre Madó.
El recorrido lo comenzamos en la antigua carretera N-232 hacia Zaragoza justo en el punto que coronaba el puerto de Torre Miró, a 1.259 metros. Aquí hemos llegado por un desvío de la actual N-232 dirección Herbés-Castell de Cabres.
Una vez aparcado el coche en el arcén, sin molestar al tráfico, andamos unos metros por el asfalto en dirección a Herbés y justo cuando pasamos una granja, a la izquierda, encontramos un poste del PR-CV 375 dirección Pereroles.
Seguimos este sendero, al principio camino, que entre frondosos y húmedos bosques de pinos negros, enebros, acebos y algún roble nos lleva en suave bajada hasta el refugio forestal de Pereroles (1.030 m.). Hasta aquí llega una pista desde la N-232 por lo que es un lugar bastante concurrido. Consultamos los paneles informativos sobre senderos y ahora seguiremos el PR-CV 373 en dirección Herbeset.
Al comienzo la ruta transcurre por una ancha pista entre magníficos pinares muy bien cuidados hasta que se transforma en senda y sigue ascendiendo por un terreno algo más despejado pasando junto a un magnífico ejemplar de encina. Un poco más arriba llegamos a la carretera CV-110 que lleva a Herbés. Atravesamos la carretera (1.142 m.) y el sendero continúa por la otra parte y desciende entre húmedos bosques de encinas atravesando las abandonadas masías de Darsa (1.060 m.) y Giner (970 m.). Llegamos aquí al punto más bajo de todo el recorrido al atravesar el barranco de Herbeset y comenzamos una dura subida hasta el pueblo.
Sin pérdida ninguna siguiendo las marcas amarillas y blancas llegamos a Herbeset (1.152 m.) donde visitamos su reducido y típico casco urbano de bonitas casas de piedra y balcones de madera. Íbamos a hacernos unos bocatas pero ¡¡¡¡ no había bar !!!!.
Salimos del pueblo por la única carretera que hay hasta que llegamos al cruce con la que va a Castell de Cabres (1.142 m.). Seguimos ahora a la derecha un tramo de un kilómetro por esta carretera hasta que llegamos a una capillita a la izquierda de la carretera, el Peiró de Sant Antoni (1.190 m.). Aquí el PR abandona la carretera a la izquierda despues de atravesar una portera que dejamos cerrada como estaba.
A partir de aquí el PR desciende por un pequeño barranco entre vacas pastando no tan bien marcado hasta que llega a un pequeño rellano en un prado. Aquí hay que estar atentos porque a la izquierda, atravesando un trozo caído de muro, sale un camino que nos baja a la masía de Torre Madó. Nosotros no lo vimos y dimos una vuelta tonta.
En la masía de Torre Madó (1.050 m.) hay una torre defensiva del siglo XIV bastante bien conservada por la cual vale la pena la visita. Aprovechando que estamos aquí vamos a ver un gran pino que hay cerca.
Regresamos de nuevo al rellano anterior, ahora por el camino que no vimos antes, y continuamos de frente por otro camino que baja suavemente entre un pinar de pino rojo.
Pronto se acaba la bajada y comienza la última subida hacia el altiplano de Torre Miró donde tenemos el coche pasando por las cercanías del mas de Bolinxa y el peiró de Sant Pere.
Al final aún tenemos que andar unos 300 metros por la carretera hasta llegar al coche.
En resumen, una muy bonita ruta por una zona menos conocida de la provincia de Castellón (no nos cruzamos con nadie en todo el día) en la que admirar grandes bosques y amplios horizontes si el día lo permite. Atraviesa muchas cercas de fincas privadas por lo que hay que respetarlas y dejarlas como estaban. Encontramos vacas (y sus regalitos) por todo el recorrido y aunque parecen pacíficas mejor no molestarlas, sobre todo si van con crías.
Fuentes hay en el refugio de Pereroles y en Herbeset. Muy aconsejable para el verano pues gran parte transcurre por sombra y el resto por altiplanos bien aireados. En invierno puede resultar heladora. La ruta está bien marcada mientras se siga el PR. Nos costó encontrar las marcas entre la encina y la carretera a Herbés, pero los postes estaban bien visibles en la carretera por lo que no hubo problema. Para llegar a Torre Madó hay que estar atentos en el rellano del prado porque no hay ninguna marca y el camino al principio es poco claro.
Carrasca
Pino
Bajando izda.
Pista

Komentarze

    You can or this trail