Czas  16 godzin 58 minut

Współrzędne 19171

Uploaded 12 kwietnia 2018

Recorded kwietnia 2018

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
545 m
204 m
0
25
51
101,85 km

Obejrzane 1284 razy, pobrane 20 razy

w pobliżu  Mérida, Extremadura (España)

Una vez más vuelvo a Mérida en compañía de mi esposa y con este ya van ocho años. Como siempre nos dirigimos directos al polideportivo Diocles para recoger el dorsal, el rutómetro, la camiseta, la braga de cuello y todos los descuentos que vienen dentro de la bolsa y firmar el pliego de descargo. Una vez realizado nos dirigimos al hotel para descansar un poco del viaje pegarme una buena ducha, ponerme la ropa de faena y después a la plaza de España a tomar un café en el bar Arcade (siempre voy allí por el buen café que me ponen) y después al punto de salida que este año está al lado del teatro y el anfiteatro romano, poner el primer sello en el rutómetro y esperar la salida a las 9 de la noche en compañía de casi 750 amigos. En esta ocasión me encuentro con amigos de otras andainas y no puedo salir de ultimo así y todo salgo bastante atrás, algo que me penaliza, pues sé que soy bastante más rápido que muchos de los compañeros que llevo delante y a los cuales tendré que pasar después poco a poco. Lanzan el cohete y nos ponemos en marcha, me despido de mis acompañantes, pasamos por el teatro y a las calles de Mérida en una salida neutralizada pasando por los monumentos más importantes de esta ciudad, nos encontramos con varias cohortes de romanos, debía haber por lo menos una legión, y las antorchas nos alumbraron el camino en varios lugares. Salir de Mérida y encender los frontales es casi sinónimo, aunque con tantos participantes no hay prisa por ponerlo en marcha. Al poco de salir empezó a llover, y esta lluvia nos acompañara prácticamente hasta las 6.30 de la mañana.
Este año realizaron las millas un grupo de soldados con el equipamiento completo. Nada menos que 20 kilos entre mochila, arma reglamentaria y botas. Para quejarnos.
Llegamos al Mirandilla, 1º avituallamiento, tengo una parada de unos 7 minutos bajo la lluvia. Sigo camino de Cornalvo, desde que salimos prácticamente es todo subida, ligera, pero subida. El ritmo está siendo bueno. No es para tirar cohetes pero voy bien. Llego al segundo avituallamiento en Cornalvo, bajo una intensa niebla que hace un buen rato nos acompaña y nos dificulta bastante la visibilidad y aquí tenemos que parar sobre unos veinte minutos bajo la lluvia, me enfrío de tal forma que en algún momento se me pasa por la cabeza abandonar. ¿Otra vez abandonar en Mérida? No. Hay que seguir. Me tomo un vaso de caldo supercaliente, cojo una bolsa con chocolate, y frutos secos y cargo agua para seguir. Para entrar en calor me pongo a trotar un poco, torciéndome un tobillo. No le doy importancia y sigo. Llego a la zona de la cena. Mientras ceno voy enfriando otra vez y cuando salgo vuelvo a estar muy frio. La parada de Cornalvo me está pasando factura, no consigo coger mi ritmo habitual. Salgo de nuevo, fijándome mucho en los cruces, revisando en algunos el track que llevo, las cintas reflectantes no reflejan nada, y pasando el avituallamiento de Cortijo Santibañez siguiendo a los compañeros que llevaba delante, como siempre, nos pasamos unos cientos de metros. Media vuelta y otra vez al camino original. Llegué a La Zarza zona del desayuno me cambié la camiseta, el chubasquero cortavientos y como apenas quedaba una hora de noche dejé el frontal grande y cogí el pequeño que me servía para la poca noche que quedaba. Un buen desayuno y seguir, ahora nos acercamos a la parte bonita de la prueba, la calderita y el castillo de Alange. Por suerte al salir ya había dejado de llover, y por suerte para mí ya no me mojaría más. Voy bastante atrasado, siento una molestia en el pie derecho, aflojé el cordón porque me parece que la zapatilla está encogiendo. De día las cintas se ven perfectamente, y no es difícil seguir el camino. Una vez haces la parte “complicada” solo quedan los últimos veinte kilómetros a orillas del Guadiana. Se hacen pesados pero es lo que hay. El pie me duele bastante, ya aflojé los cordones de la zapatilla en un par de ocasiones. De aquí a meta tengo que intentar realizar una media cercana a 7 por hora para por lo menos llegar a las dos de la tarde para ir a comer con mi familia. Me cuesta muchísimo pero lo consigo. Después de recoger mi sexto miliario toca visitar al fisio que allí se encuentra. Tengo el pie derecho muy hinchado debido al esguince sufrido al salir de Cornalvo. Es lo que puede ocurrir al estar frío. Fotos de rigor y al hotel a pegarme una buena ducha y después ir a comer, para luego pasar el resto de la tarde con el pie en alto para darle descanso a mi pobre pie. Ya quedo tocado para unas semanas.

Enhorabuena a la organización por todo el trabajo realizado. En general muy bien. Tan solo indicar unas pequeñas pegas. El marcaje nocturno se puede mejorar mucho, como comenté el reflectante no se veía, y habría que buscar otra forma de controlar a la gente sin tenernos tanto tiempo parado.

Un toque de atención a algunos participantes. Una bolsa vacía pesa y abulta muchísimo menos que cuando está llena, puedes ponerla en cualquier bolsillo que no molesta tanto. Y en La Zarza muchos "se olvidaron" de dejar la basura en las bolsas habilitadas. Debemos pensar que los voluntarios están para ayudarnos, no para limpiar nuestra mierda.

Al final conseguimos terminar un total de 536 participantes, y yo finalicé en la posición 108.

View more external

1 comment

  • Zdjęcie Pepe Laufen

    Pepe Laufen 2019-02-14

    Hola amigo senderista, me encanta encontra por este media a otros senderistas y en su caso un verdadero profesional, yo resido en Suiza por el momento soy un aficionado de este tema de senderismo pero como utilizo tambien el programa wikiloc veo que tiene usted una trayetoria de marchas favulosas, saludos , mi luk es pepedelaufen

You can or this trail