Moving time  jedna godzina 56 minut

Czas  3 godzin 2 minut

Współrzędne 1107

Uploaded 18 listopada 2017

Recorded listopada 2017

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1 142 m
855 m
0
1,5
3,1
6,17 km

Obejrzane 933 razy, pobrane 74 razy

w pobliżu Viana de Mondéjar, Castilla-La Mancha (España)

Las Tetas de Viana. Viana de Mondéjar



Sobre las Tetas de Viana Camilo José Cela cuenta en su libro Viaje a la Alcarria "las dos únicas tetas que se me han resistido". Sin embamargo hoy en día el ascenso no es complicado y desde Viana de Mondéjar es aún más sencillo.

Partimos de la plaza de Viana de Mondéjar que es un pueblo pequeño apiñado sobre una estrecha meseta.

El camino parte con dirección norte hacia el lavadero, que está pegado al pueblo hoy en día. A continuación hay un parque infantil.

Vemos que en estos primeros inicios del camino coincide con un tramo del Camino de Santiago: La Ruta de la Lana.

El camino baja hasta cruzar un arroyo que suele estar seco. En este punto tenemos tres posibilidades:

- a nuestra izquierda es la continuación de la pista por la que venimos. Este camino lo utilizaremos a nuestra bajada.
- de frente, sube un camino algo empinado y que termina cruzándose con la pista de la izquierda, pero sube de forma más directa y es el que utilizamos para subir en esta ocasión
- y por último, por nuestra derecha está el sendero con la fecha amarilla típica del Camino de Santiago.

A la altura de los Cañizares, nos encontramos con la pista que sube desde el pueblo y que un poco más abajo no tomamos. Al llegar a la pista, tomamos a la derecha la pista que sube fácilmente hasta el collado de las dos Tetas, aunque un poco antes de llegar, la pista gira bruscamente a la izquierda y tiene un pequeño trecho con una fuerte pendiente.

Una vez en el collado, vemos de frente las dos chimeneas de la central nuclear de Trillo y también se ve el propio Trillo.

A nuestra derecha está la cima con menor altura, aunque es la que tiene las paredes más verticales. Nosotros nos dirigimos a la de la izquierda por un ancho e inclinado camino.

Cuando finaliza la cuesta, vamos subiendo por un camino con menos pendiente, pegados a la roca por nuestra derecha, y a la izquierda se han instalado no hace mucho unas barandillas de madera.

Un poco más adelante hay que subir por unas piedras, pero que a día de hoy no tiene mayor problema puesto que han instalado una cadena anclada con argollas a la pared, que a modo de pasamanos facilita la subida como posteriormente nos ayudarán a bajar.

A los pocos metros nos encontramos al final del camino con una escalera de metal, que está anclada a la pared y apoyada haciendo un ángulo de aproximadamente 45 grados. La escalera es fiable y cuenta con protección que impide las caídas, que hace que cueste cierto trabajo subir con la mochila sobre la espalda. Unos pocos metros de escalera, que finalizan en unos escalones tallados sobre la piedra, y ya estamos en la cumbre de la “Teta” redonda.

En el centro de la meseta existe un vértice geodésico y podemos recorrer con precaución todo el perímetro de la meseta. En nuestro deambular, vemos restos de construcciones, que como siempre se achacan a los tiempos de moros, aunque parece ser que pueden ser muy anteriores, y ser en concreto castros, pues serían realmente inexpugnables. Lo cierto es que hasta no hace muchos años, cuando enfermaba alguna res, los vecinos subían a la Teta al animal enfermo para que se curase a modo de cuarentena, separado del resto de ganado. Hay que reseñar que aunque uno piensa desde abajo que únicamente debe haber piedras en la cumbre, en la realidad una tupida alfombra de hierba y plantas, cubre toda la superficie.

Las vistas son inmejorables, vemos desde los meandros del Tajo, pasando por Trillo y su central, así como gran parte de la Alcarria. Esta situación privilegiada no pasó desapercibida, y durante nuestra última guerra civil, se instaló un puesto de observación.

Y con el recuerdo de las vistas en nuestras retinas, no queda más que desandar el camino de subida, con una única diferencia, que a la bajada seguimos la pista forestal que conduce hasta el pueblo.



Para ampliar información se puede consultar:

Ruta 16. Las primeras montañas. Itinerarios fáciles por montañas españolas. Agustín Faus. Editorial Esteban Sanz Martínez
01-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
02-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
03-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
04-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
05-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
06-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
07-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
08-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
09-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
10-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
11-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
12-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
13-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
14-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
15-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
16-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
17-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
18-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
19-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
20-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
21-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
22-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
23-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
24-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
25-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
26-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
27-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
28-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar
29-Las Tetas de Viana. Viana de Mondejar

1 comment

  • Zdjęcie Ruben Herrero 77

    Ruben Herrero 77 2018-08-10

    I have followed this trail  zweryfikowane  View more

    La ruta es fácil, el sendero sigue sin complicado.

You can or this trail