-
-
372 m
21 m
0
4,8
9,6
19,12 km

Obejrzane 1271 razy, pobrane 15 razy

w pobliżu Uchell-Nia, Valencia (España)

RUTA EFECTUADA EL 31/05/2014.
CÓMO LLEGAR: Por la CV-84 hasta la rotonda del Polígono Industrial Tres Hermanas. Aparcar en la c/. Alcoholera, frente a la gasolinera de BP.
ITINERARIO: POLÍGONO INDUSTRIAL / TRES HERMANAS / RESTOS ARQUEOLÓGICOS / CASA NUEVA / LAGUNAS / BARRANCO DE LAS MONJAS / FONT DE LA GOTA / PUENTE DEL AVE / TÚNEL / RAMBLA / EL MURÓN, PICO DE 341 M. / RAMBLA SALADA / ACUEDUCTO DE 4 OJOS / BARRANCO DE LOS OJOS / LA DAMA / ACUEDUCTO DE 5 OJOS / SALIDA DEL BARRANCO / TÚNEL EXCAVADO / POLÍGONO INDUSTRIAL.
COMPONENTES: VICENTE Y PATRO.
RECORRIDO: CIRCULAR.
AGUA EN RUTA: SI. (Font de la Gota)
DISTANCIA: 17,6 KM.
TIEMPO: 05:45 HORAS.
ALTURA MÁXIMA: 373 M. (Tres Hermanas)
ALTURA MÍNIMA: 129 M. (Barranco de las Monjas)
DESNIVEL POSITIVO: 520 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 515 M.
DIFICULTAD: MODERADO.
LA RUTA: Hoy había previsión de lluvia en toda la provincia después de no sé cuántos meses sin caer una gota. También hay que procurar no darle mucha caña a mi brazo, por lo tanto nos quedamos cerca de casa. Este es un Track de jvramos, que me trae recuerdos de mi niñez y tenía reservado para el equipo B.
Iniciamos por la valla izquierda de Riera junto, a los árboles, para salir frente a la nave de Pies Cuadrados, seguir el asfalto hasta su fin y por la primera loma tomar el claro sendero que la asciende. Es un día gris que no deja salir el sol, pero con una temperatura muy agradable para caminar.
Superada la loma tenemos las primeras vistas. Por encima de la antena del Tabayá (402 m.) el sol intenta salir pero en la zona del Maigmó está más tapado y húmedo. Frente a nosotros las tres siluetas gemelas de Las Tres Hermanas. La primera vez que las subí tendría 13 o 14 años y veníamos desde “la coveta”, en la pinada de la loma donde estaba situada la “Casita de Reposo”.
No tienen ninguna dificultad, son tres peladas lomas unidas por estrechos collados que transitamos por su cordal, pero será nuestra mayor altura de hoy, 373 m. Cobramos buenas vistas a Montesol y el Puntal de Matamoros en Crevillente, pero Elche queda diluido entre la nubosidad.
Desde la última de las cumbres volvemos al segundo collado, para tomar una incipiente senda descarnada que nos desciende hasta las dos pequeñas excavaciones de restos arqueológicos de un asentamiento íbero. En el mayor de ellos siguen trabajando, puesto que lo tienen protegido con algunas telas.
Seguimos bajando de frente hacia la Casa Nueva, enorme caserón de dos plantas, pintado de color rojo cuya parte trasera está derruida. Entre los pinos tenemos una vista más cercana del Puntal de Matamoros. Traspasamos la cadena y enlazamos con el Camino Regional que proseguimos por la derecha.
Rodeamos una loma y el paisaje cambia por completo. El carrizal invade la rambla que hace una curva cerrada a la derecha, pasándonos entre dos pequeñas lagunas rodeadas de vegetación y un poco más adelante, por una alargada charca de agua salobre, como atestiguan sus blancos bordes.
Por la izquierda conectamos con la senda del PR-CV 315 que nos introduce en el Barranco de las Monjas. El escenario cambia de nuevo. El cauce es angosto y de laderas no muy elevadas; invadido por abundante y espeso cañaveral que hacen entretenido su tránsito. El curso de un hilo de agua mantiene la humedad ambiental del entorno.
El cauce se ensancha y pese a que estamos atentos, comprobamos que nos hemos saltado el desvío a la fuente. Volvemos atrás unos metros y GPS en mano, lo encontramos. Apenas perceptible en su inicio, cualquiera que no lo conozca se lo pasará. Lo reafirmamos con un mojón de piedras y lo seguimos por la derecha unas decenas de metros hasta un escondido rincón.
Font de la Gota. Oculta entre la rocosa pared y rodeada de vegetación de humedal, con mimbres, helechos y musgo. Una teja la canaliza, y hace de caño con un constante gotear suficiente para mantener este pequeño microclima. Vemos una rana agazapada, creyendo que no la hemos descubierto. Tengo un grato recuerdo de mi padre que también disfrutó de este paraje.
Volvemos al cauce del barranco, ahora mucho más ancho y con erosionadas paredes calizas, para luego volverse a estrechar entre pinos y adelfas, llegando a la faraónica obra del AVE, cuyo puente lo cruza de parte a parte. Subimos una empinada loma por la izquierda, cerca de unos campos de cítricos y restos de gomas de goteo.
Damos un pequeño rodeo evitando las obras y el asfalto, para bajar de nuevo a otro cauce, donde encontramos un enorme algarrobo abatido por la sequia y las aguas torrenciales. Arribamos a la boca de un túnel, más que un túnel, es una colosal tubería metálica que atraviesa la carretera de Elche-Aspe y sirve de desagüe al barranco.
A la salida del mismo entramos en una rambla que se bifurca y la seguimos por la derecha, en un cauce de incómoda arenisca, en dirección a una sucesión de lomas que forman la Sierra del Murón, una senda evidente nos lleva a coronar su redondeado pico más elevado (341 m.), con dos bonitas oquedades en su cara sur.
Las vistas a Elche, aunque brumosas son algo más nítidas, también Urbanova, y cómo no, el Tabayá con su antena. Decidimos tomar nuestro almuerzo en la cumbre pero empieza a lloviznar y tenemos que ponernos a cubierto en una pequeña oquedad.
Proseguimos por el cordal de la sierra poblada de matorral de esparto entre el cual, debido a las cuatro gotas caídas, distinguimos algunas “serranetes”. Poco a poco vamos bajando por la otra vertiente, hasta un camino de herradura que nos introduce en otra rambla.
Por la estrecha rambla discurre un mínimo y constante caudal de agua salada que nos obliga a cruzarlo en repetidas ocasiones, amenizando nuestra marcha entre las originales paredes de marga con obscuros tonos color pastel, ocres, verdes, rojos y negros.
Alcanzamos el Acueducto de los Cuatro Ojos, significativa obra hidráulica de finales del siglo XVIII acometida por el Obispo Tormo de Orihuela para paliar la falta de agua potable a las gentes más humildes de Elche. Por la derecha salimos de la rambla.
Marchamos en dirección a un aljibe que al rebasarlo nos baja hacia un camino de tierra que nos mete en el Barranco de los Ojos. Comienza a chispear de nuevo y pasamos por una peña conocida como la Dama de Elche por su parecido. Quizás la toma de la foto no es la correcta.
Después aparece ante nuestros ojos, otra obra hidráulica tan importante como la anterior, el Acueducto de los Cinco Ojos, construido en la misma época y con el mismo fin: dotar de agua potable a Elche. En el siguiente enlace podréis encontrar un interesante estudio sobre este tema. http://www.yporquenounblog.com/2009/05/la-conduccion-de-aguas-entre-aspe-y.html
Continuamos avanzando por el Barranco de los Ojos, dejando atrás el puente del AVE y varios puntos con vegetación de pinar, tamarit y alguna palmera. Pasamos cerca de la cantera de piedra caliza de Sierra Negra con paredes multicolores y rocas con vetas de diversos tonos.
Poco a poco el barranco se encajona y se torna angosto; vuelven el matorral y las adelfas, haciendo más trabajoso el caminar. Luego viene un derrumbe que obstruye el paso, pero es fácil de superar. Enseguida tenemos que salirnos del cauce por la izquierda.
Pasamos por una zona de tierra rojiza y un núcleo de carrizal, para encarar la boca cuadrada de un nuevo túnel, éste excavado en la sierra y con la longitud límite para no tener que usar los frontales.
A la salida, bajamos un terraplén y el camino, por la izquierda, termina en la carretera asfaltada que va al Polígono Industrial Tres Hermanas. Callejeamos entre las naves empresariales hasta llegar a la CV-84 que cruzamos por debajo. En la rotonda proseguimos por el arcén izquierdo en dirección a Aspe hasta la siguiente rotonda donde tenemos nuestro coche.
Preciosa excursión para conocer parajes cercanos a nuestra ciudad, con connotaciones históricas.

View more external

Komentarze

    You can or this trail