Pobierz

Długość śladu

13,44 km

Poziom trudności

Średni

zejść

430 m

Max elevation

1 869 m

Trailrank

58

Min elevation

1 511 m

Trail type

One Way

Moving time

3 godzin 36 minut

Czas

5 godzin 42 minut

Współrzędne

2371

Uploaded

25 października 2020

Recorded

października 2020
Be the first to clap
Share
-
-
1 869 m
1 511 m
13,44 km

Obejrzane 594 razy, pobrane 14 razy

w pobliżu Olapra, Andalucía (España)

Espectacular ruta para hacerla en otoño con el cambio de color y caída de las hojas. Nos ha gustado mucho todo lo que hemos visto y conocido hoy.
UN POCO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA.
El Barranco de las Morcillas es un escondido valle de la Sierra de los Filabres, cruzado por un arroyo que proporciona agua a una abundante vegetación de ribera, con numerosos árboles de hoja caduca que hacen de este rincón un lugar perfecto para visitar en otoño. Además de su belleza natural encontraremos las ruinas de las aldeas Las Morcillas y Los Carrascos, abandonadas tras el cierre de las minas de Las Menas.
Este Barranco se inicia en la confluencia de otros barrancos que bajan desde Calar Alto y de la zona del Conde. : Barranco del Pino, Del Maguillo, del Conde, de la Fuentecilla, etc. Más abajo cuando desemboca el barranco del Negro en él, pasa a llamarse barranco de la Golapra, y este confluye con el rio de las Casillas ( el de la aldea abandonada de los Canos), que más abajo al confluir con el arroyo de los Marcos, pasa a llamarse rio de las Herrerías, que desemboca en el rio Almanzora por la zona de las pedanías de Serón.
La historia de estos poblados está íntimamente ligada a la minería. En el siglo XIX se vive en Almería bajo una gran fiebre minera del plomo, pero poco a poco el hierro pasa a ser mucho más rentable y la Sierra de los Filabres, se convierte en objetivo de muchas empresas extractoras españolas y extranjeras (inglesas, belgas y holandeses). Las zonas de Bacares y Serón son las más ricas en hierro pero también las más inaccesibles y con mayores dificultades para la salida del material. A partir de 1870 emerge la vida minera de Las Menas (minas de Serón) y se convierte en el principal recurso económico de la zona y uno de los más importantes de la provincia almeriense. En torno a Las Menas llegan a trabajar y vivir más de 2.500 personas. Los poblados de Las Morcillas, y de los Carrascos en una de las zonas más inaccesibles de la sierra, se convierten en morada de algunos de los trabajadores que cada jornada se levantaban a las cuatro de la mañana para cruzar la sierra caminando y llegar a su puesto de trabajo en la mina.
En 1970 cesa la actividad minera y las minas dejan de ser explotadas. A partir de aquí el paso del tiempo hace mella en estos poblados que víctimas de su aislamiento geográfico y la eliminación de su único sustento de vida, hace que sean abandonados por sus habitantes.
Las Morcillas es un pequeño poblado dividido en tres núcleos de casas, situados en una ladera en la margen derecha del arroyo del mismo nombre. Ya nadie vive en estos muros, pero ahí quedan sus eras, sus casas de negra pizarra, el molino, sus chopos al borde del arroyo y las laderas encajadas de estas montañas, las más altas de Almería.
Los Carrascos es una cortijada abandona situada entre dos barrancos que bajan desde el Calar del Gallinero, se sitúa en la cabecera del barranco de las Morcillas.
Ambas aldeas están rodeadas por el calar del Gallinero, el Calar de los Sapos, La zona del Collado del Conde, Calar Alto, y pertenecen al termino municipal de Bacares.
Textos cogidos de mapas y varias fuentes:
Descripcion del sendero de Senderos de Almeria
https://www.flickr.com/photos/muten/3342341275/in/photostream/
EL SENDERO.
Salimos del Collado del Conde ( km 23 de la carretera A-1178 de Gérgal a Serón en la provincia de Almería) , por la pista forestal dirección al Arroyo Berruga, flanqueados por un denso pinar y tras cruzar los barrancos del Pino y del Maguillo, a unos 4,7 kms dejamos la pista para descender por un sendero amplio por una fuerte pendiente. Cuando el camino se pierde bajamos campo a través entre los pinos hasta los restos de un cortijo con su era y sus bancales de cultivo (abandonados). Desde aquí, y también campo a través, y buscando el mejor camino, descendemos hasta llegar a la cabecera del barranco que nos ocupa, tras cruzar el Barranco del Pino y el del Maguillo, que confluyen unos metros más arriba de la confluencia de ambos con el de las Morcillas. En esta zona se encuentran los restos de otro cortijo y de un molino. Ahora descendemos por un camino amplio por la margen derecha del barranco, junto a este por alamedas y otros árboles y arbustos de ribera, oyendo el rumor del agua. Cruzaremos el barranco dos veces. En la parte más baja del recorrido, empezamos a ascender por la ladera hacia el núcleo más bajo y grande de Las Morcillas. Aquí andamos por calles y casas conociendo cómo fue la vida en este lugar, con sus eras, hornos, alacenas, casa de dos pisos, etc. Y unas bellísimas vistas de los arboles con diversos colores de otoño por todos los barrancos a la vista.
Desde este núcleo pasamos al del medio por un sendero de herradura, y más de lo mismo: casa derruidas, hornos, escaleras, eras y hasta una cantarera.
Al tercer núcleo no fuimos, sino que bajamos al barranco y desandamos el camino hasta que lo dejamos frente al molino girando a la izquierda junto a un barranco por un senderillo que se pierde pronto, por lo que tenemos que ir campo a través subiendo por un terreno muy escarpado, eligiendo el mejor sitio para poner los pies ( este tramillo es muy difícil) , siguiendo los excrementos del ganado. Pronto llegamos a unas terrazas de cultivo y después al despoblado de los Carrascos, más pequeño que las Morcillas, pero con las mismas características, pero mejor comunicado, pues hasta aquí llega una pista desde el collado del Conde.
Las vistas siguen siendo impresionantes, habiendo contemplado a lo largo de la ruta La Sagra, el Jabalcón, Calar Alto, el Calar del Gallinero, el Calar de los Sapos, el mirador del cerro del Escomite, la sierra de Baza, y sobre todo los barrancos con sus bellos colores amarillos, naranjas, rojos y verdes. Desde los Carrascos hasta el final fuimos por pista forestal pasando por un cortijo-aprisco de ganado, una gran balsa redonda, un helipuerto, una fuente en la parte alta de uno de los barrancos que bordean los Carrascos, y casi al final el Cortijo y los Prados del Conde, con una fuente abundante de agua. Ya estamos a las puertas del collado del Conde, donde empezamos y terminamos la ruta.
Seguimos track de Senderos de Almería, y gracias a sus recomendaciones no tuvimos mayores problemas.
A mi track le faltan al principio unos 300 metros por despiste a la hora de empezar a grabar la ruta.
Zdjęcie

Foto

Rzeka

Barranco del Pino

Rzeka

Barranco del Maguillo

Zdjęcie

Foto

Skrzyżowanie

Derecha

Dejamos pista
Zdjęcie

Foto

Ruiny

Restos de cortijo

Panorama

Era y cortijo

Rzeka

Barranco del Pino

Ruiny

Restos de molino

Drzewo

Colores

Zdjęcie

Foto

Panorama

Las Morcillas3

Zdjęcie

Foto

Zdjęcie

Foto

Panorama

Barranco las Morcillas

Ruiny

Las Morcillas1

Panorama

Era en Morcillas1

Ruiny

Las morcillas2

Rzeka

Vado del Barranco las Morcillas

Skrzyżowanie

Izquierda

Hacia las Carrascas
Panorama

Panoramica

Ruiny

Las Carrascas

Zdjęcie

Eras en las Carrascas

Panorama

Calar Alto

Skrzyżowanie

Derecha

Pista principal
Punkt informacyjny

Balsa y Helipuerto

Źródło

Fuente

Panorama

Los Carrascos

Zdjęcie

Cortijo del Conde

Źródło

Prado del Conde

Przełęcz

Collado del Conde

Komentarze

    You can or this trail