Pobierz

Długość śladu

16,98 km

Poziom trudności

Bardzo trudny

zejść

1 311 m

Max elevation

2 139 m

Trailrank

34

Min elevation

1 290 m

Trail type

One Way
  • Zdjęcie Etapa 7: Vegarredonda - Vega Huerta - Vegabaño (Anillo de Picos)
  • Zdjęcie Etapa 7: Vegarredonda - Vega Huerta - Vegabaño (Anillo de Picos)
  • Zdjęcie Etapa 7: Vegarredonda - Vega Huerta - Vegabaño (Anillo de Picos)
  • Zdjęcie Etapa 7: Vegarredonda - Vega Huerta - Vegabaño (Anillo de Picos)
  • Zdjęcie Etapa 7: Vegarredonda - Vega Huerta - Vegabaño (Anillo de Picos)
  • Zdjęcie Etapa 7: Vegarredonda - Vega Huerta - Vegabaño (Anillo de Picos)

Czas

10 godzin 49 minut

Współrzędne

3390

Uploaded

16 października 2021

Recorded

października 2021
Share
-
-
2 139 m
1 290 m
16,98 km

Obejrzane 6 razy, pobrane 1 razy

w pobliżu Amieva, Asturias (España)

Etapa larga del Anillo de Picos 2021. La más dura, no lo tenemos claro. Pero sin duda la más larga con sus casi 17km de trayecto a través del macizo occidental de los Picos de Europa.

Esta etapa la arrancamos aun con oscuridad matutina; con frontal y ropa de abrigo por las bajas temperaturas, iniciamos el ascenso dejando a nuestra derecha el Refugio Viejo de Vegarredonda (según el guarda del actual refugio, se trata del refugio más antiguo de Picos) y los primeros 4 kilómetros no nos darán tregua hasta llegar a la falda del Pico Torre de Santa María (2402m).
Los rebecos camuflados entre la enormidad de las paredes de piedra nos sorprenden constantemente. Tras unas dos horas de ascensión decidimos hacer un alto para descansar y reponer un poco de líquido, con unas vistas increíbles del “Lago Seco” y disfrutar del silencio absoluto.
¡Si, amigos! Impresiona la cantidad de piedra, el tamaño de las paredes que nos rodean, lo insignificantemente pequeños que somos en ese terreno alejado de toda civilización… y el silencio. No se escucha nada. La sensación de paz es total.

Continuamos avanzando por el camino marcado, en el que encontramos diversos corrales para plantar la tienda de campaña y hacer vivac. También una fuerte bajada entre grietas en los que encontramos los últimos neveros.
Continuamos por el Pico del Gato (2320m) a nuestra izquierda y seguimos el sendero hasta el Refugio de Vega Huerta (2039m).

Este Refugio no guardado, cuentan con croquis de las paredes colindantes que se pueden escalar, un par de literas y una mesa. También se encuentra justo a 20metros del mismo un pilón con una fuente que nos servirá para reponernos y donde pararemos a comer.

A partir de ahí el terreno es casi lunar. Piedra y más piedra, sin vegetación ni tierra, por encima de los 2000m. ¡Y llegó el momento de descender!

Lo haremos a través del Canal del Perro. Bajada muy técnica con piedra y arenilla suelta, que salvaremos avanzando tranquilamente por las zetas marcadas, con ayuda de nuestros bastones y con mucho cuidado de no lanzar piedras abajo.
Esta bajada es muy dura para nuestras rodillas que ya acumular muchas etapas de alta montaña, con lo que nos lo tomamos con calma.

Tras 1 hora de descenso hasta la cota de los 1700m alcanzamos un camino que nos señala el Refugio del Frade. Dejaremos este a la derecha y continuaremos de frente hacia Vegabaño.

Como a los 1500m de altura encontramos ya monte bajo y los primeros robles. Ahí será veremos El Roblón de Cuesta Fría, con más de 500 años y un perímetro de más de 8 metros. Muy buena forma de terminar una etapa enorme, que sirve casi de colofón a las etapas de alta montaña de los Picos de Europa.
Por último llegaremos al Refugio de Vegabaño.

El REFUGIO.
El refugio de Vegabaño es super auténtico. Decorado con madera natural, gnomos y multitud de adornos. Las fotos de esquiadores y montañeros de Picos en las paredes hacen del salón una estancia muy acogedora, a lo que hay que sumar la chimenea como punto central.

Muy curiosa la ducha, también de agua caliente (y de pago) en el exterior de la casa. Al aire libre y con vistas a la montaña de donde venimos. ¡Una experiencia cuanto menos peculiar!
Y es que ducharse a las 7 de la tarde, a 13 -14 grados en el exterior después de 9 horas de ruta y con agua caliente es una sensación buena, mala, flipante…. Y las vistas increíble hasta desde la ducha!

La cena estuvo muy bien. Ensalada al centro, patatas con carne de primero y filetes de segundo. El desayuno también estuvo muy bien: café, galletas, tostadas de pan con aceite hechas a la sartén y una naranja.

Al ser fin de temporada, fuimos los dos únicos visitantes para esa noche, con lo que descansamos muy bien en una habitación solo para nosotros. ¿Sería el premio después de tan duro día?

Ah! Y lo más importante, cervecita Alhambra 1906 fresquita a la llegada. Eso si que no tiene precio.

View more external

Komentarze

    You can or this trail