Pobierz

Długość śladu

21,15 km

Suma

1 514 m

Poziom trudności

Bardzo trudny

zejść

1 744 m

Max elevation

3 379 m

Trailrank

81 5

Min elevation

1 669 m

Trail type

One Way

Czas

jeden dzień 8 godzin 34 minut

Współrzędne

5364

Uploaded

26 września 2021

Recorded

sierpnia 2020
  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
Share
-
-
3 379 m
1 669 m
21,15 km

Obejrzane 288 razy, pobrane 1 razy

w pobliżu Cerler, Aragón (España)

A josenm1984, torreguil y Gabi Londo. Compañeros insuperables.



Estábamos frente a él.
Impresiona.

Albert de Franqueville bautizó el paso final a la cumbre, desde la ante cima, como "Puente de Mahoma". Se basó en una leyenda musulmana que dice que: la entrada al paraíso “es tan estrecha como el filo de una cimitarra (sable) sobre la que sólo pasan los justos”.

Lejos de esa visión decimonónica, basada en una leyenda, la verdad es que impresiona.
Cuando pensamos en ascender el Aneto nuestra atención se dirige más al paso previo que a la cumbre en sí misma, y su fama le precede aún siendo la más alta del Pirineo.
Pero para llegar hasta este punto crucial, en la resolución de nuestra aventura, tuvimos que salir el día anterior desde el refugio del puente de Coronas.
Nuestra intención era, como no, llegar hasta nuestro destino sin haber gastado fuerzas gratuitamente y sin el menor riesgo posible. También pretendíamos evitar la masificación que tiene la ruta que sube al pico por el norte.
Sabiendo que el glaciar de la cara norte suponía un esfuerzo técnico adicional para llegar a la cumbre, pensamos que subir por el sur sería “lo más fácil”, por llamarlo de alguna forma, a sabiendas de que el camino tiene más pendiente y subimos desde una cota más baja que el itinerario habitual desde el refugio de La Renclusa.
La ruta estaba pensada para hacerla en dos días, y se desarrolló de la siguiente manera.

Primer día.

Salimos a media mañana, sin prisa. Nuestro objetivo era triple. Por un lado llegar al ibón Alto de Coronas, no malgastar fuerzas y llegar lo suficientemente temprano para aclimatar nuestro organismo a la altura. El esfuerzo del día siguiente lo requería.
Desde el refugio tomamos una senda que se dirige en dirección este siguiendo un corto tramo del GR11, y llegamos a un cruce de caminos en que un cartel nos indica el rumbo a tomar.
Claramente indicado, nos dirigimos por una senda fresca y frondosa que va perdiendo su vegetación de porte arbóreo conforme vamos subiendo.
Tras pasar las primeras pendientes, y siguiendo el sonido del agua, llegamos al Ibonet bajo de Coronas. Hacemos un primer descanso y nos deleitamos con el valle que a nuestras espaldas se abre, aunque el pico de Vallibierna queda ya oculto.
Siguiendo la senda perfectamente definida y claramente marcada con hitos, y tras haber sorteado los regueros del desagüe, llegamos al ibón bajo de Coronas. Nuevamente nos permitimos unos minutos de descanso y contemplación. Solo acentores, chovas y algún buitre nos acompañan por el aire momentáneamente. Nuestra previsión se está cumpliendo: estamos solos, o casi. Un grupo familiar está descansando. No se les ve mucho equipo y no dejo de pensar lo atrevidos que somos en ocasiones los seres humanos.
Seguimos nuestra senda que se alterna con tramos pedregosos que lo hacen un poco más exigente, pero no peligroso. El camino sigue siendo claro, aunque se complica con rodeos y cambios de ritmo con ocasión de sortear los bloques y el pedregal que, en ocasiones, dificultan nuestra marcha pero no nuestra determinación. La verticalidad va aumentando y en pocos minutos, con unas pequeñas trepadas sin importancia entre algún bloque, llegamos al ibón medio de Coronas. Volvemos a descansar y disfrutar de las impresionantes vistas que se abren ante nuestros ojos: hacia el noreste el Aneto, Coronas y el collado por el que pasaremos; al este Aragüells y toda la cresta que hacia el norte termina en el Maldito; el sur nos ofrece en toda su amplitud el Valle de Coronas, que estamos subiendo no sin esfuerzo.
Volvemos a la senda de nuevo para hacer el último tramo que nos queda para nuestro destino final en el día, que no es otro que el cercano Ibón Alto de Coronas.
Al llegar al ibón Alto tenemos una visión similar a la que tenía en el ibón Medio, pero mucho más cercana.
Casi alcanzamos con los dedos el ansiado pico. Las luces del ocaso le dan un colorido sobrenatural a las cumbres.
Toca descansar reponer fuerzas y dejar que nuestro organismo se habitúe a la altura. Juan Carlos nos ofrece alguna vianda caliente.
Sopla el viento y hay que abrigarse.
A lo lejos se oye gritar a algún niño jugando.
Un treparriscos cruza veloz en dirección a las paredes rocosas.


Segundo día.

Ya de madrugada empezamos los preparativos para la reanudación de la marcha.
Tras un breve desayuno nos ponemos en camino, y en pocos minutos llegamos al pie del Collado de Coronas por un camino pedregoso, pero claro y jalonado por hitos. Son unos pocos metros, pero toca ponerse los crampones para no tener que rodear el nevero que nos impide un paso franco.
Una vez sobrepasado llegamos a los pies del collado.
La trepada del collado no es particularmente difícil, pero la roca está muy meteorizada, con afiladas aristas y suelta. No hay que perder atención en el agarre al ir superando poco a poco el paso.
Superado el collado el paisaje es grandioso. Tenemos ante nosotros el glaciar en toda su extensión. Antes de llegar a la ante cima deberemos recorrer un pequeño tramo de este. Nuevamente los crampones nos servirán para sortear con seguridad este impedimento. Tampoco los guardaremos mucho: la bajada así lo requiere. Después de andar unos cien metros por una clara huella en el hielo volvemos a una senda de tierra, y tras una corta caminata llegamos a la ante cima y nos despojamos de todo lo innecesario.
Finalmente estamos ante el último y decisivo Paso de Mahoma.
Impresiona.
La sensación de patio, por ambos lados es sobrecogedora, y más aún soplando el viento.
En estas circunstancias siempre recuerdo las palabras de mi querido amigo Joaquín “Malpaso”: “esto no es apto para piernas temblorosas”.
Cruzamos con decisión y seguridad para llegar a nuestro destino. El trecho es corto pero intenso y requiere de toda la atención. El agarre y apoyo es todo lo seguro que se puede pedir. Una vez pasado la opinión es unánime : no es tan fiero el león como lo pintan.
Quizá las condiciones climáticas y el material utilizado en aquella celebre jornada, donde el botánico Albert de Franqueville lo bautizó, no son las mismas de hoy día. Aún así no es un asunto baladí.

https://www.youtube.com/watch?v=YEVaOfMx-Q4
Ver más external

La alegría por el objetivo conseguido es general. El Aneto es nuestro.
Nos abrazamos.
Solo las nubes nos privan del tiempo suficiente para poder ver con generosidad el paisaje. Pero estamos contentos. Hemos alcanzado el paraíso como los justos, que dice la leyenda.
Volvemos sobre nuestros pasos con la misma cautela, pero empujados por el viento y las nubes que nos envuelven con cegador manto.
Nuevamente en la ante cima, tras un breve refrigerio y comentar nuestro parecer, iniciamos el regreso.
Cogemos el mismo rastro sobre el hielo que dejamos para subir. Allí, equipados nuevamente con crampones y piolet, comenzamos un descenso lento y prudente. Primero en dirección al collado de Coronas y después, al llegar a la altura de este, descartamos la clara huella en dirección al refugio de la Renclusa, y tomamos la que se dirige en dirección norte con una fuerte pendiente descendente, buscando el final del glaciar.
Tras media hora de cuidadoso caminar llegamos a una zona rocosa pero despejada.
Nuestro objetivo es la Plana de Aigualluts, queriendo evitar el camino más concurrido en dirección a la Renclusa. Descansamos y reponemos fuerzas.
Desprendidos de crampones, nuestro descenso es ahora más rápido. Caminamos por una zona de roca desnuda que vamos sorteando, así como los numerosos regueros formados por el deshielo. La senda ahora se vuelve más difusa y difícil de seguir, pues los hitos son numerosos en ocasiones, y en otras costosos de ver. Posiblemente se debe a que durante el tiempo en que esta zona está cubierta de nieve y hielo unos caen y otros son levantados por quienes pasan, creándose así cierta confusión a la hora de encontrarlos. Cuando la zona rocosa termina comienza otra zona de bloques no menos costosa de andar, teniendo que esquivarlos de la mejor manera posible.
Aun así la dirección es clara y, conforme bajamos, se va haciendo mucho más diáfana, estando a la vista la figura inconfundible de la Plana con el discurrir del río Ésera entre meandros.
Finalmente llegamos a la Basa del Salterillo, una zona de incipientes prados donde pastan las vacas y allí la senda es nítida hasta la Plana de Aigualluts.
Una vez que hemos llegado allí volvemos a tomarnos un merecido descanso, y rememorando nuestra jornada, volvemos la vista hacia las cumbres que han quedado atrás.
Hemos sorteado las dificultades más importantes del sendero. Ahora el camino hasta los Llanos del hospital es amable y, salvo algunos tramos, sigue el discurrir del río Ésera. Esto nos permite disfrutar en primer lugar la cascada de Aigualluts, para descender seguidamente por un sendero tranquilo que nos conduce en primera instancia al cruce con el refugio de la Renclusa y posteriormente al aparcamiento de la Besurta.
A partir de ahora el camino se convierte en una carretera asfaltada, pero no por ello deja de ser atractivo caminar por el valle.
Hemos dejado atrás la Tuca de la Escaleta o el lago de Barrancs (nacimiento del Ésera), que nos esperan para nueva ocasión, como los picos que ahora nos escoltan hasta el aparcamiento de los llanos del Hospital: en dirección oeste y a nuestra izquierda, la Tuca de la Renclusa y los picos de Paderna; a la derecha de nuestra marcha el pico Salvaguardia y el de la Montañeta.

Ruta resultona, entretenida y atractiva, alternativa de la clásica para subir al Aneto. La hemos disfrutado muchísimo y, como siempre digo, volvemos sin ningún percance que es lo más importante.
Gracias a mis compañeros que han hecho posible este relato y las fotos. La convivencia con amigos como ellos es lo que me hace amar a este deporte.
Nos acordamos mucho de ti Malpaso.
Si decidís hacerla espero que os divirtáis tanto como nosotros.

View more external

Waypoint

Aneto

Waypoint

Antecima

Waypoint

Aparcamiento de la Besurta

Waypoint

Aparcamiento del hospital

Waypoint

Basa del Salterillo

Waypoint

Cascada de Aiguallut

Waypoint

Collado de Coronas

Waypoint

Glaciar Norte

Waypoint

Cruce de la Renclusa

Waypoint

Desvío

Waypoint

Glaciar Sur

Waypoint

Ibonet de Coronas

Waypoint

Ibón alto de Coronas

Waypoint

Ibón bajo de Coronas

Waypoint

Ibón medio de Coronas

Waypoint

Inicio pedriza

Waypoint

Paso de Mahoma

Waypoint

Plana de Aigualluts

Waypoint

Refugio de Pescadores

14 Opinie

  • Zdjęcie Gabi Londo

    Gabi Londo 27 wrz 2021

    I have followed this trail  View more

    Con la descripción de Paco poco queda por añadir, sólo las sensaciones. Lo pequeño que te sientes en esa montaña, lo que disfrutamos en la tarde del Ibón Alto de Coronas deseando que las nubes se fueran para fotografiar el Aneto, la emoción de usar por primera vez los crampones, el salto en el Collado de Coronas al Glaciar Norte, el Paso de Mahoma y también el dolor en los pies en la bajada.... Espero repetir si hay una ruta razonable por el Ibón de Cregüeña. Gracias Paco por compartir y por habernos animado a ir y por habernos guiado. ¡Otra muesca!

  • Zdjęcie Pacofélix

    Pacofélix 27 wrz 2021

    Gracias Gabi.
    Tú ya no eres un primerizo en estas lides.
    Esas sensaciones de las que hablas es lo que siempre he pretendido, cuando he llevado a algún amigo a la montaña: el ansia por regresar y volver a disfrutar de ella.
    Mientras este cuerpo aguante seguiré yendo a esta tierra maravillosa de mis ancestros.
    El que quiera que me siga.

  • Zdjęcie chispas

    chispas 28 wrz 2021

    Simplemente espectacular, tanto la descripción como él recorrido... Preciosas las fotos. Enhorabuena chicos!! 👏👏👏💪💪💪

  • Zdjęcie Pacofélix

    Pacofélix 28 wrz 2021

    Muchísimas gracias chispas.
    Los halagos, viniendo de una maestra como tú, son aún más estimados.

  • Zdjęcie Malpaso

    Malpaso 28 wrz 2021

    Ante todo muchas gracias, me emociona mucho que os acordéis de mi en tan buenos momentos.

    Te ha costado más subir la ruta que hacerla (más de un año), cosa que comprendo, a mí cada día me cuesta más subir algo. Pero al final la descripción de la ruta te ha quedado insuperable, la pondré junto a las de Franzapa en la colección de grandes relatos de la montaña. Es una ruta preciosa que no sé si algún día podré hacer yo, pero desde luego que la tengo en mi lista de deseos.
    Sólo echo de menos el vídeo de la travesía por el Paso de Mahoma, que todo el mundo sube cuando alcanza la cima del Aneto ¿por qué no lo subes y nos lo enseñas?

    Un gran abrazo PacoFélix.

  • Zdjęcie pepemur

    pepemur 28 wrz 2021

    Simplemente, impresionante.

    Magnífica esa soberbia descripción y espectacular el reportaje fotográfico. Si además, como comenta Malpaso, subes vídeo... ¡pá que más!.

    Enhorabuena por ello y, por mi parte, envidia -claramente- cochina.

    Saludos.

  • Zdjęcie Pacofélix

    Pacofélix 28 wrz 2021

    Gracias Joaquín.
    De leeros a vosotros siempre se aprende algo, pero no llegaré nunca a la frescura ni la gracia de Franzapa.
    Lo del video...ya..si eso.

  • Zdjęcie torreguil

    torreguil 28 wrz 2021

    I have followed this trail  View more

    Realizar esta ruta con vosotros que fue emocionante a la vez que exigente y dura fue un placer pero leerla tan bien relatada y descrita por ti me ha vuelto a recordar los momentos que disfrutamos y la belleza de esa gran montaña.
    Gracias Paco.

  • Zdjęcie Pacofélix

    Pacofélix 28 wrz 2021

    Muchas gracias pepemur. Te agradezco y valoro enormemente tus palabras.
    Estamos preparando el vídeo.

  • Zdjęcie Pacofélix

    Pacofélix 28 wrz 2021

    Muchas gracias Carlos "torreguil".
    Vosotros si que sois un lujo como compañeros. Las risas y los agradables momentos que hemos pasado (arriba y abajo) no se pueden olvidar nunca.
    Volveremos a la carga otra vez con nuevos objetivos.
    Un abrazote.

  • Zdjęcie Pelchas

    Pelchas 29 wrz 2021

    Esta ruta, junto a la magnifica descripción y fotografías, me produce mucha envidia sana, al igual que contar con el magnifico equipo de "cabras montañesas" imparables que la habéis realizado, enhorabuena a todos y agradecido por compartirla. Un saludo y esperando la próxima.

  • Zdjęcie Pacofélix

    Pacofélix 29 wrz 2021

    Muchas gracias Pelchas por tus palabras. Tú sabes bien que contar contigo en una salida sería ilusionante para mi.
    Anímate. Just do it.
    Abrazo grande amigo.

  • Zdjęcie Pedrojmros

    Pedrojmros 30 wrz 2021

    Magnífica ruta, de las que hacen afición... nada más leer la descripción se percibe el entorno ideal para evadirse del resto del mundo.
    Espero poder acompañaros próximamente, un saludo y gracias por la ruta.

  • Zdjęcie Pacofélix

    Pacofélix 30 wrz 2021

    Muchas gracias por tus palabras Perico.
    Es cierto que alejarse de las aglomeraciones te da una perspectiva, y una tranquilidad del espíritu, que solo lo sabe quien anda por las cumbres solitarias.
    Quedaremos para hacer algo muy pronto.
    Un abrazo.

You can or this trail