-
-
1 090 m
207 m
0
20
40
79,36 km

Obejrzane 7 razy, pobrane 0 razy

w pobliżu Fuen Negra, Valencia (España)

9 CUADERNO DE VI AYORA

Dia 9: DE MECÁNICO SIN BRÚJULA

2- Octubre - 2018

Anna - Quesa - Ayora

- Distancia: 81 kms
- Hora de salida: 9:30 h
- Hora de llegada: 19:30 h
- Tiempo en bici:
- Tiempo total:

Ayer hubo tiempo para estiramientos,
yoga y mosquitación, que con la humedad que hay me estuvieron poniendo fino. (El corrector me decía que mosquitación no la conocía, claro, es que lleva tilde en la o, y ahora sí)

Por una vez estaba como en casa. Tenía de todo, batería, cargador, cobertura, enchufe y hasta 220 voltios. Estuve por meter los dedos para creerlo de verdad.

He vuelto a ver a la bizcochera de ayer. ¿No lo dije? Me comí un pedazo de bizcocho... Y porque no me dejó más....

He salido hacia Quesa. Pasando por el estanque que me alegró la vista ayer. Y cruzando el salto de Chella. Una poza guapísima del río que cruza el pueblo.

Empieza a hacer fresco por la mañana. Me pongo esa sudadera que estuvo a punto de caer en la basura porque "sobraba".

Por fin, ya desde ayer uso mis nuevas gafas que pude comprar en Sueca. Tenía yo ya... dolores cejaicos de cerrar los ojos. Creo que era lo único que no me dolía ya, porque notaba incluso los dolores tipicos que te deja el saco en los codos, de no poder estirar los brazos.

Ya lo tengo, las piernas de dia y los brazos de noche. Y cuando te bajas de la bici para empujar te duelen todos.

Y aquí en Quesa paro un buen rato a charlar con Martín, el chico que da la información turística de la zona. Así se entretiene un rato, que en un pueblo como este, un día de diario.... poco es mucho para el turismo que hay.

Me dirijo hacia la zona más xula de la zona. Los Charcos. Todo esto es montañoso y los ríos lo deforman a su antojo, haciendo unas buenas pozas. Y las paredes que las rodean están preparadas para hacer escalada pasando por vías ferratas. Eso, otro día.

Sorpresa. 4 kms que están asfaltados en el camino que tomo en dirección sur. 4 de los 7 kms que hay hasta nueva orden.

La nueva orden es que empiezo a dudar de cuál es el camino bueno. Saco el mapa que me dió Martín. Me aclara, pero poco. El tf, sin cobertura poco más que el mapa. Mi orientación, es de la que me fío y allá voy.

Ir, voy bien. Pero sin saberlo y dudando mucho. Entre bosques grandísimos de pinos. Pinos que se ven desde lo alto, aquí todo es subir y baj... subir. Miro atrás y me sorprendo del bosque, miro para delante y ¡zas! Pinchazo trasero. Las 14:30 h. A comer. Y luego a arreglar.

Mejor de lo que esperaba. Porque pensé que sería la válvula y eso no sería bueno.

Continúo, sin saber dónde estoy. Llego a un cruce, pequeña parada y gran duda. A dónde ir.

Aparece un coche. Que me orienta algo. Pero me confunde más.

Tiro a la izda y empiezo a bajar un camino roto con curvas. La bici no frena. No frena. Uuyyyyy. Casi voy al suelo. Algo le pasa. Malo.
Bajo andando por si las moscas. Por si las moscas que se pegan a mi cara me molestan y pierdo la atención, que ya me pasó antes y puedo ir al suelo.

Abajo desmonto de nuevo equipaje. Quito rueda, pongo rueda, quito rueda, pongo rueda. Retoco el freno, el freno no frena.
Oh!!! Un radio roto. Otra cosa más. Oh!!!! Un tornillo de la alforja roto. Otra cosa más.

Monto por última vez la rueda y me piro de ese sitio que como bonito era muy bonito. Pero parecía que algo que no iba bien.

Ya un poco hundido decido tirar por una pequeña carretera que me va a llevar a un pueblo. Pueblo que está a tan solo 6 kms del camping donde dormí ayer.
¡Verás cuando lo cuente! Que he dado una vuelta de 50 kms para acabar a 6 del inicio.

Pero no, a mi derecha aparece una pista que me lleva a la carretera que va a Ayora.

En realidad es justo la ruta que había pensado hacer cuando llegué a Quesa, pero cuando uno no sabe dónde está y las distancias son mucho más largas de lo que se piensa..... el día de hace muuuy largo.

Por fin la carretera a Ayora. Al menos hay algo claro. Ya sé dónde estoy. Pero son las 17:30. Y me quedan 30 kms. Fijo que llego de noche.

El camino me regala una pequeña bajada de 1 km y una subida de 3. Que cuando llevas perdido todo el día, y 60 kms en las piernas te sienta "a cuerno quemao" mirar para arriba y saber que hay que subir.

Un cervatillo se queda tan alucinado de verme como yo a él. Anima la subida. Yo lo he oído "Vamos, vamos".

Y ya bajada, eso sí. Hasta el pueblo. Con más cuidado que otra cosa por si falla el freno. Que parece que es peor cuanto más se calienta.

En la entrada del pueblo me encuentro con un grupo de jóvenes ciclistas del club ciclista del pueblo. Se interesan y alucinan con verme aparecer. Pero es que son tan majetes que me llevan a la puerta del alojamiento donde voy a dormir esta noche.

A descansar!

Si te apetece ver el vídeo de este viaje.... Pinchaqi:
https://youtu.be/En5Qwcb6wcl

Komentarze

    You can or this trail