Współrzędne 738

Uploaded 20 sierpnia 2017

Recorded sierpnia 2017

-
-
1 686 m
1 073 m
0
9,6
19
38,33 km

Obejrzane 283 razy, pobrane 0 razy

w pobliżu  Nerpio, Castilla-La Mancha (España)

La cuarta etapa de esta travesía la dividí en dos partes: la primera me llevaría hasta La Puebla de Don Fadrique, donde haría noche, y la segunda a subir al Morrón de los Lobos (el Calar de La Puebla).
La salida de Nerpio es muy tranquila, rodando por la carretera que va hasta Pedro Andrés, siguiendo el curso del río Taibilla. La subida es muy tendida y agradable, rodeado de chopos, nogales y las altas paredes que con el paso del tiempo han sucumbido a la acción del río, quedando encajonado entre ellas.
Cometí un despiste y me pasé el Plantón del Covacho, restos de un impresionante nogal, que los ingenieros lumbreras consiguieron secar dejando únicamente el tronco y algunas ramas que dan idea de la inmensidad de aquel ejemplar.
Continuaba con el agradable pedaleo camino de Pedro Andrés y poco antes de llegar, ahora sí estaba pendiente, me desvié para acercarme al Castillo del Taibilla, que llevaba vigilándome desde hacía unos kilómetros, dominando todo la vega del río Taibilla. No intenté subir, pues conocía el acceso y además de la pendiente, había un par de tramos en los que había casi que escalar para acceder a él. Además, como ya lo conocía, no llevaba mucha intención subir, que con la cuesta de acceso ya había tenido bastante.
Pasado Pedro Andrés, superando una buena rampa a la salida, continúo por asfalto en dirección al Valle de Huebras, desviándome a la llegar al Cortijo Nuevo para coger el camino de la Fuente de la Carrasca para cruzar la Sierra de Las Cabras.
Cruzo el río Taibilla y comienza una subida por un camino asfaltado, donde en 4’5km hay que salvar poco más de 300m de desnivel, con alguna rampa de consideración. Por suerte, a primera hora de la mañana la sombra abunda y se hace muy llevadera.
Voy dejando cortijos a un lado y otro de la subida, algunos de ellos aún en activo, que demuestran que la zona conoció tiempos mejores.
Corono el collado, a 1556m, en el punto donde sale el sendero que sube al Mirador de la Vieja, que ofrece unas espectaculares vistas de la Sierra de Cazorla y Segura.
Rápida bajada y a dejar el asfalto, poco antes de llegar a Las Cañadas de Abajo, para coger una pista que me llevará hasta lo más próximo al Pico de Las Cabras, que se puede llegar pedaleando. La pista está bastante deteriorada ya que es utilizada para la saca de madera, y asusta pensar que los 4200m de subida que tengo por delante sean así. Por suerte es sólo la primera parte, aunque se hace pesado y complicado acertar donde colocar la rueda para no tener que descabalgar. Tras recorrer los primeros 1500m, salvando un desnivel de 100m, con las rampas más duras en la parte inicial, coincidiendo con el tramo más deteriorado, llego al cruce del que parte uno de los accesos al Pico de las Cabras, estoy a 1616m. Queda la segunda parte de la subida.
Por delante 2700m hasta alcanzar la cota 1684m, por un terreno rompepiernas que duplica los escasos 70m de desnivel que separan ambos puntos. El suelo está bastante bien, a pesar de encontrar algún reguero y la puntilla la pone la rampa final para alcanzar la cota, con unos 400m al 10%. Por el camino encuentro dos puertas para el ganado que hace mucho que nadie ha abierto.
He completado poco más de la mitad de la etapa y casi todo ha sido subiendo; pero a partir de aquí, cambian las tornas, y casi todo será cuesta abajo.
El primer tramo, hasta cruzar el camino de la Fuente de la Carrasca, está muy deteriorado, con grandes regueros, que propician más de un susto, y bastante piedra suelta. Son 2km que se hacen eternos.
El panorama cambia al cruzar el camino asfaltado. Una estupenda pista entre carrascas y verdes campos de cereal incita a rodar cada vez más rápido, hasta llegar a la Rambla de Almaciles, donde se me corta el rollo. Y es que le había pillado el gustito a esto de tirar más de los frenos que de los cambios. Por suerte no es nada grave, ya que en los 2km siguientes tendré que salvar un desnivel de apenas 30m, que provocan más risa que miedo.
Otro corto descenso hasta el barranco de Valera y otra subidita de apenas 1300m para salvar 40m de desnivel.
A partir de aquí, hasta la Puebla de Don Fadrique, poca sombra, la pista sigue siendo perfecta y me rodea el monte bajo e inmensos campos de almendros. Toca dejarme caer y rodar rápido los últimos kilómetros.
La primera parada en La Puebla es en el Bar de La Montes, a saborear unas buenas cervezas y degustar sus sabrosas tapas, y como me empeciné en probar la tapa de morcilla y la de ensaladilla, que la bordan, hasta que no me tocó, no abandoné el lugar. Es un local sencillo, con buena terraza, el único pero es que me tocaba ir a la barra a pedir a la barra, y claro ya aprovechaba para venir cargado y no tener que pegar tanto viaje.
El sarao de la tarde, tenía muy claro que lo haría sin alforjas, así que me acerqué al albergue municipal, lugar de pernoctación, a descargar y descansar algo antes de subir al Morrón de los Lobos (el Calar de La Puebla).
03 16.1km 1556m collado del Mirador de la Vieja
03 22.5km 1684m
03 28.9km 1411m
03 30.8km 1427m
03 La Montés
03 castillo de Taibilla
03 cañon del río Taibilla
03 Al pico Las Cabras

Komentarze

    You can or this trail