Czas  jeden dzień 2 godzin 8 minut

Współrzędne 1329

Uploaded 21 listopada 2016

Recorded czerwca 2016

-
-
1 470 m
111 m
0
17
34
67,64 km

Obejrzane 619 razy, pobrane 1 razy

w pobliżu  Espinama, Cantabria (España)

Empezamos la que a la postre sería nuestra última etapa. Parte de ella coincidía en sentido inverso con la 3ª etapa, concretamente entre Sotres y Beges, ya que finalmente desistimos de bajar por el canal del Urdón, por el riesgo que suponía el ir tan cargados, amén del tiempo que perderíamos al tener que hacer gran parte del tramo andando.
Para empezar, teníamos por delante 3500m que nos llevarían hasta la Portilla del Boquejón, un duro tramo en que tendríamos que superar casi 500m de desnivel, con una pendiente media del 14%. La pista está bastante concurrida de excursionistas y algún todoterreno que se dedica a subir a los guiris hasta los Puertos de Áliva para que vayan andando hasta el teleférico y luego recogerlos abajo. Es una buena pista, ancha, que se hace interminable.
Entramos en una inmensa zona de pasto, haciéndonos los honores el Pico Valdecoro, el Paredón de Albo, el Pico Joracón, el Corvo, El Jiso, el Pico Pozán o el Pico Cortús, escoltándonos durante varios kilómetros, hasta las Vegas del Toro, donde otros cogerán el relevo. Hasta la ermita de la Santuca de Áliva el terreno es bueno y en ligero ascenso con tramos de llanos; pero a partir de aquí iniciamos un tramo de descenso siguiendo el cauce del río Duje, por un terreno muy roto a causa del clima extremo, continuando así hasta llegar a las Vegas del Toro. A partir de aquí vuelve a ser un buen camino hasta llegar a los Invernales del Texu, donde accederemos a la pista que va de Sotres a Bulnes.
Salimos a la carretera que nos subirá hasta Sotres y al collado del Jito de Escalandi. Es una subida muy dura con un porcentaje del 14% hasta llegar a Sotres, menos mal que sólo son 700m. Pero aún nos quedan casi cuatro kilómetros hasta llegar al jito de Escalandi, y 300m por superar, un tramo del 10% durante un kilómetro, a la salida de Sotres y otros 700m al 14% hasta llegar a los Invernales de la Caballar. A partir de aquí dos kilómetros variaditos con suave descenso, algo de llaneo y bastante subida, mucho más suave, hasta llegar a los 1302m del collado del Jito de Escalandi.
Mucha faena hemos hecho ya y ahora a disfrutar del paisaje hasta Beges, que la niebla no nos dejó ver cuatro días antes.
Fuerte descenso al inicio del tramo, con el terreno bastante roto, durante un kilómetro, y a partir de aquí una estupenda pista manteniendo la misma altura hasta la minas de El Dobrillo. Y a partir de aquí un espeluznante descenso hasta Beges, por una pista cementada, con unas impresionantes vistas del valle.
Pensamos que aquél era un buen sitio para pegar un bocado, y aunque sabíamos que no sería nada pretencioso, al menos engañaríamos al estómago. Lamentablemente, el bar sólo abre los fines de semana y en temporada veraniega, así que nos disponíamos a largarnos, cuando un paisano nos dijo que tocásemos en la puerta de al lado, que vivía la dueña. Le preguntamos a la señora y nos dijo que sí, que nos podía preparar un bocado, que de allí no nos iríamos sin comer. Tortillas, embutidos, un “quesazo”, por allí no hacían más que aparecer platos y bebida, de los que dimos buena cuenta. Para remate unos orujitos para continuar, todo por 16€ por cabeza. Un lujazo comer allí con las vistas que teníamos y el trato recibido.
La bajada hasta La Hermida, rapidísima, por la carretera, y de nuevo a subir. Vamos camino de Linares, por carretera, y tendremos que salvar 300m de desnivel en poco más de 4km. La subida se hace un poco pesada al ser tantos kilómetros por asfalto, pero hasta el final es lo que nos toca hoy.
Nuestro siguiente objetivo es la Collada de la Hoz. Nuestra intención era subir por Roza, pero después de pedalear poco más de un kilómetro, pasada la Roza, nos tocó pegar la vuelta por que el camino no tenía salida, y el camino que llevábamos marcado se adentraba en un cerrado matorral, después de salvar una estrecha y larga rampa con un impresionante surco, tal y como nos habían dicho los paisanos; así que con la lluvia amenazando y con poca visibilidad decidimos retroceder y seguir por carretera.
Salimos de Linares cuesta abajo para empezar a subir poco antes de coger el desvío hacia Roza, donde nos tocaría volver después de pegar la vuelta. Hasta la Collada teníamos 3600m de subida al 6.5% bastante llevaderos, sin tráfico y con una espesa niebla que daba suficientes motivos para cabrearse y no pensar en que íbamos subiendo por carretera.
La niebla era cada vez más espesa, así que decidimos saltarnos el camino que llevábamos marcado, que pasaba por Los Pujares y continuar por la carretera, por un trazado que debe de ser precioso, pero que nosotros no pudimos disfrutar.
Llegamos a Sobrelapeña y continuamos bajando, siguiendo el curso del río Lamasón, hasta que lo cruzamos y cogimos una carretera local con un trazado rompepiernas, durante casi cuatro kilómetros, hasta llegar al río Nansa.
Aquí una corta e intensa subida nos acercará a la carretera que nos llevará hasta Celis.
Así entre idas y vueltas, nos habíamos metido poco más de 68km y 1540m de desnivel.

Nuestra pretensión era continuar un día más y terminar en Los Corrales de Buelna, aunque tuvimos que echar el cierre en Celis; pero como no queríamos irnos sin visitar las Cuevas del Soplao, a la mañana siguiente decidimos subir a las minas, ya que hubiese sido una pena tenerlas tan cerca y no haberlas visitado.
La distancia era corta, apenas 3km, pero con rampas de consideración, que nos dejaban una pendiente media del 12%. La salida de Celis tenía las rampas más duras, aunque el cemento facilitaba el pedaleo; eso y que subíamos de vacío. Como volaban nuestras máquinas.
Acabado el cemento el firme se complicaba, a tramos, volviéndose roto y suelto, detalle que tendríamos que tener a la vuelta.
Pues nada, para despedirnos nos metimos 7km y 360m de desnivel

Cenamos en el Mesón de Celis, que era lo único que había allí, y mantuvieron abierto por nosotros, pero salvo ese detalle, poco más. Todo bueno y bien presentado, pero escasito. 22€ por cabeza, sin apenas extras.
Dormir
Posada La Capellanía Teléfono fijo: 942727418 Tfno,: móvil 685898765
Aunque la habitación no era muy grande, nos sobraba para extender la ropa y que se fuese secando. Las camas cómodas, aunque un pelín cortas, y el cuarto de baño bien aprovechado a pesar de su exiguo tamaño, con una superventana que proporcionaba mucha luz natural.
El desayuno abundante y más que suficiente para emprender una jornada de duro BTT.
Y agradecer a Mari Paz la atención que nos proporcionó.
Alojamiento y desayuno 20€ por cabeza La Capellanía. Celis. 39553
Email: [email protected]
Web: http://www.turismorural-sajanansa/
07 01.8km 1100m
07 03.2km 1300m
07 04.2km 1400m
07 05.4km 1488m
07 13.5km 900m
07 14.2km 1000m
07 17.6km 1300m
07 19.1km 1162m
07 25.8km 1120m
07 61.1km 167m Celis
07 Posada La Capellanía
08 Cueva del Soplao

Komentarze

    You can or this trail