Współrzędne 265

Uploaded 25 listopada 2018

-
-
25 m
-0 m
0
2,5
5,0
9,99 km

Obejrzane 106 razy, pobrane 3 razy

w pobliżu  New York City, New York (United States)

Estupendo paseo por el famoso puente de Brooklyn (New York), la orilla del barrio homónimo con su Brookyn Bridge Park, así como la zona del Parque de Colón, antiguo ayuntamiento y Parque de los Veteranos de la Guerra de Corea.

El recorrido se efectuó el 9 de septiembre de 2018, en un día que aunque nos salió un poco lluvioso, nos dejó buenas sensaciones.
Es preciso advertir que el objeto principal de esta ruta, es la descripción de varios puntos que tuvimos oportunidad de visitar y que se han marcado oportunamente en el mapa que se adjunta. El pasar de un sitio a otro no resulta complicado por cuanto todo el itinerario se realizó por vias habilitadas para pasear o por las propias calles de Brooklyn, que resultan muy intuitivas de cara a poder recorrerlas.

Hemos complementado el reportaje con descripciones al pie de cada una de las fotografias que solo son visibles si se visualiza la ruta con ordenador de sobremesa o portatil lo cual recomendamos para una mejor comprension de las imagenes.

Aunque ya existen referencias en wikiloc sobre este lugar, en este caso hemos querido dar una vision un poco más amplia de la zona para comentar algún lugar de los que podemos visitar dentro del centro histórico del distrito de Brooklyn propiamente dicho.

Es altamente recomendable dedicar como minimo una mañana o una tarde entera para realizar la visita y poder sacar provecho de las buenas vistas que se nos ofrecen asi como de un paisaje urbano distinto al que habremos estado viendo por las grandes avenidas y el sur de Manhattan.
La llegada al punto de partida de la vía peatonal que atraviesa el puente de Brooklyn (Brooklyn Bridge Promenade), arranca en las proximidades del Ayuntamiento de Nueva York. Normalmente si venimos de la zona centro de Manhattan, llegaremos por la linea 4-5-6 del metro a la estación Brooklyn Bridge City Hall. Es posible compaginar esta visita con otras que hagamos bien sean a la zona de Chinatown o el Word Trade Center. En estos casos resulta recomendable salir pronto y estar prácticamente todo el día recorriendo tanto el sur de Manhattan como el distrito de Brooklyn. Los primeros setecientos metros del recorrido trascurren sobre tierra firme, para continuar con el paso elevado que atraviesa el estrecho que separa Manhattan de Long Island (Brooklyn es simplemente un distrito de Nueva York situado en la "Isla Larga"). El paso elevado peatonal, está muy bien acondicionado para el paso tanto de bicicletas como de peatones con la típica franja que separa los dos carriles. El suelo esta revestido por traviesas de madera, dandole un aspecto mas amable y armónico con las dos grandes torres góticas que sostienen el puente. Dicho paso es frecuentado por muchos visitantes, que tras cruzarlo, encontrarán una gratificante recompensa en el lado de Brooklyn por las excelentes vistas que se pueden disfrutar de Manhattan y por las zonas verdes acondicionadas junto a los dos puentes cercanos (el de Brooklyn y el de Manhattan, este último de construcción posterior). En este primer tramo merece la pena detenerse junto a las dos torres góticas, puntos ideales para realizar diversas tomas fotográficas de las distintas panorámicas que podremos contemplar tanto a un lado como a otro. A nuestra izquierda contemplaremos en toda su longitud el Puente de Manhattan y a la derecha la lengua de mar entrante con la Isla de los Gobernadores en primer plano y como no, los grandes rascacielos del sur de Manhattan.
La longitud total del paso elevado es de unos seiscientos metros que transitaremos sin prisas para disfrutar plenamente de las preciosas vistas que nos ofrece, de forma que en la segunda mitad del mismo ya tendremos a la vista los edificios del distrito de Brooklyn que ya muestran un aspecto diferente a los del sur y las grandes avenidas de Manhattan. Podremos divisar también las zonas verdes de la orilla de Brooklyn y a lo lejos y hacia el suroeste distinguiremos vagamente la isla en la que se encuentra encaramada la famosa Estatua de la Libertad. Otro de los grandes atractivos del trayecto es la animación que ofrece el numeroso publico que cruza el puente en ambos sentidos, como si de una procesión humana se tratara, sin importar que el día esté desapacible como así ocurrió en nuestro caso. No menos original resulta, el contemplar el trasiego de ciclistas, unos aprovechando esta vía para dar rienda suelta a su tiempo de ocio y otros por simple necesidad de poder pasar al otro lado. El ultimo tramo de la vía peatonal se divide en dos partes, una que sigue recta y que por tanto se interna hacia el centro histórico de Brooklyn, y otra que nos permitirá acceder a la zona verde de la orilla de Brooklyn previo paso por Washington Street en el barrio de Dumbo. Normalmente será esta ultima la que escogeremos para continuar la ruta, como así hicimos nosotros. Posteriormente, el regreso sí que lo realizamos partiendo desde el centro histórico enfilando toda la vía peatonal que parte desde allí.
Al dividirse la vía peatonal que recorre el puente, tomamos el ramal de la izquierda que nos llevará hasta una escalinata que nos permite abandonar aquella y nos redirige hacia la zona de Brooklyn Bridge Park que ocupa la orilla a ambos lados del puente que se sitúa por encima. De forma previa, habremos de atravesar Washington Street que es la calle situada en el citado barrio de Dumbo (siglas de Down Under the Manhattan Bridge Overpass, o sea, nada que ver con la peli de dibujos del elefante) que nos lleva a la zona verde. A mitad de la calle es inevitable pararse a realizar varias tomas fotográficas de un curioso cuadro en el que aparece una de las grandes torres del puente de Manhattan, con la silueta del edificio Empire State en mitad del arco inferior de la torre (foto 1), y que a los aficionados al cine le recordará alguna escena clásica ("Erase una vez en America"). Desde Washington Street tenemos dos opciones, bien adentrarnos directamente en la zona verde o bien girar a mitad de calle a la izquierda y visitar previamente alguno de los edificios de antiguas fabricas reconvertidos en zona comercial o de restauración como es el caso del que mostramos en las fotos (Empirestores).
El siguiente objetivo ineludible es la visita del Brooklyn Bridge Park, y el primero de los lugares que visitaremos será la zona denominada Pebble Beach desde la cual obtendremos una fantástica visión tanto del Puente de Brooklyn como del de Manhatan, En dirección al primero de los puentes existe un pequeño y atractivo rompeolas que en uno de sus extremos soporta un curioso carrusel cubierto, señal inequívoca de que los inviernos en estas latitudes son un poco mas duros que los que nosotros conocemos. Junto a dicho carrusel se encuentra el Empire Fulton Ferry Park que en nuestro caso obviamos recorrerlo para encaminarnos en dirección al puente de Manhattan. Toda la zona esta recorrida por una vía peatonal que hace las delicias de todo aquel que desea pasar un rato al aire libre. Tras pasar por debajo del Puente de Manhattan y seguir haciendo las fotos de rigor, podremos divisar el segundo de los grandes puentes que se construyeron hace mas de cien años, en concreto el Puente de Williamsburg (foto 4).
Como hemos comentado anteriormente, algunos de los edificios de antiguas factorías han dado paso a locales de restauración como es el caso del que ahora nos ocupa, el cual se encuentra situado al final del recorrido de la vía peatonal que discurre tras pasar por debajo del puente de Manhattan. Se trata de una cafetería que compagina elementos modernos y antiguos lo cual le dota de un particular atractivo y en la cual podremos aprovechar para hacer un pequeño receso en nuestra ruta y compartir con los nativos del lugar un asiento y alguna bebida caliente que nos recomponga un poco el cuerpo. La denominación del local no es exclusiva porque lo gestiona una pequeña cadena de establecimientos con dicho nombre.
Tras el receso, continuamos nuestra ruta bien volviendo sobre nuestros pasos o bien por las calles del Barrio de Dumbo para llegar a la zona de Main Street Park por la que ya pasamos anteriormente para pasar bajo el puente de Manhattan. Aquí encontramos un centro de entretenimiento a modo de ludoteca para los más pequeños que complementa todo el complejo de lo que venimos denominando Brooklyn Bridge Park. Podremos contemplar también un curioso edificio denominado Clock Tower, que intuimos como una antigua sede de oficinas reconvertido para albergar otros locales de restauración (Atrium Dumbo).
Siguiendo por las calles del barrio de dumbo y después de pasar junto a la zona comercial Empirestore, pasamos ya a la zona situada al lado sur del puente de Brooklyn, para situarnos junto a otro curioso edificio también reconvertido y que en la actualidad esta dedicado a la elaboración y dispensación directa de helados al publico, y que al parecer viene disfrutando de bastante éxito entre los visitantes del lugar. En el mapa, ha quedado mal grabado el punto exacto donde se encuentra la heladería. En realidad se sitúa un poco más a la izquierda. Junto a dicho establecimiento encontraremos una preciosa plataforma de madera con un mirador que ofrece una preciosa panorámica del Puente de Brooklyn y de la isla de Manhattan como puede comprobarse en las fotos que aportamos.
No podemos terminar nuestro recorrido por el complejo de Brooklyn Bridge Park, sin recorrer el plato fuerte del mismo, la zona de parque situada más al sur con un largo mirador que como de algun modo indica el nombre, ofrece una amplia panorámica de la zona sur de Manhattan y sus enormes rascacielos, asi como de toda la lengua de mar que se adentra bajo los puentes y bordeando la misma, los muelles donde atracan distintas embarcaciones y los ferris que transitan desde esta zona. En consonancia observaremos el trasiego de motos de agua y ferris, en particular unos de color anaranjado que realizan un itinerario entre el sur de Manhattan y Staten Island de forma totalmente gratuita, pasando enfrente de la famosa Estatua de la Libertad y que recomendamos especialmente a poder ser en épocas de menor afluencia turística (intentar evitar el mes de Agosto). Para llegar al muelle desde donde se sale, hay un kilómetro y medio de distancia desde el punto de inicio y final de la ruta que estamos describiendo por si queremos hacer la travesía de ida y vuelta el mismo día que vengamos a Brooklyn. Desde este punto en que nos encontramos, divisaremos también la isla donde se levanta la famosa Estatua de la Libertad situada a cuatro kilómetros del lugar de donde nos encontramos, y más cerca, la Isla de los Gobernadores. Existen también junto al parque una zona aledaña a la orilla con restos posibles de alguna plataforma que quedó desmantelada, conservándose solamente los postes que la sostenían (foto 5).
Una vez concluido el recorrido del complejo Brooklyn Bridge Park, cruzamos transversalmente el parque donde nos encontramos junto al mar y procedemos a adentrarnos en la zona urbana del distrito (Brooklyn Heights), buscando situarnos paralelamente al tramo final del puente que discurre por tierra firme, de modo que acabaremos por llegar a un parque (Cadman Plaza Park) dividido en varios tramos. El tramo mediano, corresponde a la denominada Korean Wars Veterans Plaza, que como bien indica el nombre esta dedicada a los combatientes de la Guerra de Corea y que en su entrada tiene grabados en un muro, los nombres de un buen numero de combatientes que intervinieron en aquel conflicto. Delante de la entrada a este parque podremos contemplar el moderno y alto edificio del Palacio de Justicia (foto 5).
El último tramo de la zona verde que venimos recorriendo, corresponde al Columbus Park y la zona aledaña ocupada por el antiguo ayuntamiento de Brooklyn cuando todavía no era distrito de Nueva York. Junto a Columbus Park donde encontraremos una estatua dedicada al descubridor de America, se encuentra otro edificio oficial, el llamado Tribunal del Condado o Kings County Supreme Curt.
En Nueva York los establecimientos mas frecuentados para satisfacer necesidades nutricionales, como podemos imaginar, son las hamburgueserías y pizzerías (por cierto, de origen alemán e italiano respectivamente). Por tanto en nuestro caso, no nos quedaron muchas otras mejores opciones que acudir al local que describimos en este punto. El establecimiento se encuentra muy cercano al ayuntamiento y podemos decir en favor del mismo, que se nos brindó una atención muy correcta y que además tuvimos la oportunidad de saborear la famosa cerveza nativa del mismo distrito de Brooklyn y que sin animo de crear un reclamo publicitario, hemos incluido en las fotos. Otro de los puntos favorables del establecimiento es que se encuentra situado en pleno centro, con buenas vistas al exterior y unos precios asequibles al publico en general. Eso sí, no pretendamos buscar un menú a la carta. Los mas exigentes tendrán que seguir recorriendo las calles y estar dispuestos a aumentar el presupuesto correspondiente.
Desde el punto anterior podríamos haber enlazado directamente con el puente para emprender camino de regreso, pero optamos por buscar algún otro lugar que nos resultara atractivo, y así realizamos una incursión pasando nuevamente por la zona del antiguo ayuntamiento para ir a parar junto a una iglesia relativamente antigua, la de St Ann & The Holy Trinity, de estilo neogótico, similar a otras viejas iglesias de Nueva York. La presencia de este tipo de edificios nos evoca la época esplendorosa que vivió este país antes del crack de 1929. En las proximidades de dicha iglesia encontraremos un suculento establecimiento repleto de fruta fresca y una farmacia en la que poder comprar parches antirrozaduras para quién se resienta en los pies. Mano de santo.
Por último y ya regresando en dirección a la vía peatonal que enlaza con el puente, realizamos otra pequeña incursión para ver otro parque más, el de Whitman cuya foto hemos incluido en este punto. Desde aquí solo resta dar marcha atrás y situarse en un amplio cruce por donde discurre la amplia avenida de Tillary Street junto al gran edificio del Palacio de Justicia y desde donde arranca la vía peatonal que lleva directamente al puente de Brooklyn y que nos conducirá hacia el punto de partida inicial. Enfrente de este cruce de Tillary Street, se encuentra una grandiosa oficina de correos (ver foto 4).

Komentarze

    You can or this trail