-
-
1 761 m
1 476 m
0
12
24
47,85 km

Obejrzane 1713 razy, pobrane 35 razy

w pobliżu El Patronato, Andalucía (España)

Con la esperanza de hacer una visita a la sierra de segura y en especial a los Campos de Hernán Perea en condiciones no tan frías como en otras épocas del año emprendemos esta ruta en bicicleta de dos días por el corazón de la sierra de segura. Pese a la altitud de la sierra (Hasta 1800 m.) las temperaturas se aproximan a los 40º C y aunque hayamos decidido que agosto no es la época del año más recomendable para hacer Bicicleta de Montaña por estas sierras, la belleza del paisaje hacen que valga la pena casi cualquier incursión por sus sendas sea cual sea la estación en la que nos encontramos.

- Durante el primer día nos afanamos en atravesar el grueso de los Campos de Hernán Perea Desde la aldea de Don Domingo. La ruta comienza subiendo hacia el suroeste donde se pueden divisar magníficos ejemplares de pinos, entre ellos el renombrado Pino Galapán. Tras unos kilómetros de subida coronamos el vasto altiplano segureño, lugar inhóspito en apariencia y que servirá de escenario durante la mayor parte de la travesía. Hacemos parada obligada en algunos de los restaurados refugios de montaña dispuestos a lo largo de esta vía principal que nos lleva hasta la barrera de Control de Rambla Seca. Una vez alcanzado este punto viramos al norte y tras cruzar una cadena comienza un arduo ascenso por un estrecho camino empedrado en un paisaje con magníficas vistas del valle del río Borosa y alguna de las verdes lagunas de su parte mas alta (Presumiblemente aguas negras) Pese a lo gélido del lugar en invierno no lo es tanto a principios de agosto en las horas centrales del día, esto hacer que se vean preocupantemente mermadas nuestras reservas de líquido elemento lo que nos hace plantearnos la posibilidad de recoger y potabilizar químicamente el agua del abrevadero del Cortijo de Pinar Negro. Tras rellenar nuestros camelbak proseguimos por este páramo, sumidero kárstico de inigualable belleza donde pacen plácidamente miles de ovejas de raza segureña, transcurridos unos cuantos kilómetros por este terreno yermo, sin apenas vegetación de porte considerable y plagado de dolinas, entramos ahora en la conocida como rambla de los cuartos que cerrará el bucle del día.

Komentarze

    You can or this trail