-
-
1 291 m
264 m
0
17
33
66,92 km

Obejrzane 30 razy, pobrane 1 razy

w pobliżu Los Cipreses, Maule Region (Chile)

Con un poco de nostalgia partimos temprano para pedaleada de casi 70km hasta casi en nivel del mar, pero donde tampoco faltaron incontables repechos.
En la segunda mitad del trayecto ya con un piso mas firme las argentinas me invitaron a participar de un pelotón que estuvo genial, había ganas de rodar con velocidad.
Atravesando Curicó nos reagrupamos para llegar al hotel donde nos dieron una recepción inesperada. La emoción de haber logrado el cruce condensó lágrimas de regocijo, la sensación de estar hermanados fue muy emocionante.
Todos logramos hacer el trayecto.
Paramos en un bonito hotel donde disfrutamos de buena cama y calentito baño. Y no está demás aclarar que este confort no podría haber sido aquilatado sin pasar en los días previos la prueba de la acampada.
Descansamos y en la noche compartimos una fraterna fiesta de despedida. Y de ella destaco el recuerdo que hizo Patricio de la tragedia de los chicos uruguayos de 1972 que sobrevivieron al inclemente clima cordillerano luego de 73 días de sufrir a 5000msnm.
Varios de los bici-amig@s dieron buena nota de sensibilidad en sus locuciones. En todos, los mas extrovertidos y los de perfil bajo compartieron con honda emoción, y por qué no con orgullo del sufrido logro. Pero en mi memoria la nota la dio la señora cocinera del excelente equipo de Mariano, y no solo porque en su historial tiene una cumbre en el Aconcagua que a mí no se me dio por dos veces; sino porque cambió la ropa de campamento por una elegante vestimenta acorde a los tangos que bailó con maestría envidiable. Tanto me gustó el espectáculo que a la vuelta es una de las cosas que me prometí aprender.
RAREZAS: Me resulto peculiar la edad de los 24 ciclistas, donde todos (excepto un chico de 23) tenían mas de 40 años y por encima de 60 éramos 10 y solo varones. Otra fueron los coloridos lentes de Asis.
SANTIAGO. Nos despedimos en medio de planes para próximas travesías. Y con Jorge, Patricio y Asís nos fuimos a Santiago donde nos hospedamos por AirBaB en Casona Caracola, hostal de la chica peculiar defensora del poliamor, la residencia fue en Recoleta, que es un barrio universitario de noche muy movida. De allí salimos a recorrer distintas bodegas gigantescas, la de Emiliana, la de E. R. Figueroa, aquel zaguero que en la década del 60 y 70 nos amargó alguna tarde en el Centenario y autor del gol iluminado en Brasil. En una bodega vimos una espectacular máquina recolectora de uva.
AGRADECIMIENTOS: Al creador, a la vida, a familia y amigos que física o espiritualmente nos acompañaron y cuidaron, al equipo de MTB Tours, a los nuevos amigos que hicimos.
Qué lindo haberlo vivido pá poderlo contar, decía Larralde.

Komentarze

    You can or this trail