Pobierz

Długość śladu

16,48 nm

Suma

14 m

Poziom trudności

Średni

zejść

15 m

Max elevation

13 m

Trailrank

32

Min elevation

0 m

Trail type

One Way
  • Zdjęcie Parque Nacional Ciervo de Los Pantanos por Luján - Santa María 30,5Km
  • Zdjęcie Parque Nacional Ciervo de Los Pantanos por Luján - Santa María 30,5Km
  • Zdjęcie Parque Nacional Ciervo de Los Pantanos por Luján - Santa María 30,5Km
  • Zdjęcie Parque Nacional Ciervo de Los Pantanos por Luján - Santa María 30,5Km
  • Zdjęcie Parque Nacional Ciervo de Los Pantanos por Luján - Santa María 30,5Km
  • Zdjęcie Parque Nacional Ciervo de Los Pantanos por Luján - Santa María 30,5Km

Moving time

4 godzin 9 minut

Czas

5 godzin 3 minut

Współrzędne

5057

Uploaded

31 stycznia 2021

Recorded

stycznia 2021
Share
-
-
13 m
0 m
16,48 nm

Obejrzane 50 razy, pobrane 1 razy

w pobliżu Barrio Parque El Cazador, Buenos Aires (Argentina)

El Parque Nacional ciervo de los Pantanos es uno de los dos Parques Nacionales de la Provincia de Buenos Aires y el único que se puede visitar. A casi tres años de su creación en Octubre de 2018 protege 5600 has de humedales y la barranca, de lo que era la ex Reserva Otamendi creada en los 90' y la reserva Provincial Río Lujan. La idea era volver a remontar el río Luján hasta el Canal Santa María. El Canal fue creado en 1966 para derivar las crecidas del Luján al Paraná de Las Palmas. El antiguo cauce del Luján, poco a poco se fue cerrando, está invadido por la vegentación y la mayoría de las veces que hicimos la recorrida hay que portear para evitar balsas de camalote/árboles caidos. Esta vez aprovechamos una Sudestada para tener la facilidad de navegar o salir para portear en caso de ser necesario. La zona es frecuentada por pescadores y cazadores que andaban merodeando a pesar del nuevo estatus de reserva de la zona. Ahora hay un para de habitantes permanentes que mantienen un poco más despejado el cauce. Se complica del desguazadero de barcos hasta el Santa María donde aparentemente no hay circulación .
El punto de salida fue el camino ribereño del río Luján en la esquina del barrio Nautico Escobar. En esas zona está bien consolidado, pero se accede al río solo con agua alta porque está embancado y con bastante maleza. Zarpamos a eso de las 10 el agua tapaba medio camino, pero estaba bajando levemente, tal es así que despues de Las Rosas que bajaba con fuerza el agua entraba por el Luján y disfrutamos de un buen rato de corriente a favor. Todavía contra el alambrado del náutico aparecen algunos pescadores que llegan en moto o bicicleta porque el camino está desmoronado y no se pasa con auto. Algunas quintas de enfrente están habitadas y bien cuidadas. Mas adelante el camino fue cortado al dragar una laguna y se puede navegar tranquilo sin ver basura y árboles quemados. Hay unos Ceibales maravillosos. Un poco más adelante se accede al el Talar de Belen un AICA (Areas importantes para la conservación de las Aves certificada por Bird Life International) de las 24 que hay en la Provincia de Bs As. Es clave el tema del nivel del agua, porque navegar por arriba del nivel de la orilla nos da unas vistas únicas del paisaje pampeano, lagunas, juncales único en la zona. Un poquito más adelante se llega a la desembocadura del Tajamar un arroyo terriblemente contaminado que viene desde el casco urbano de Escobar. Lejos de estar limpio una vez que se pasa la boca los niveles de mugre se reducen bastante. Es el momento de disfrutar de las aves, bandadas de Garzas blancas, Brujas, Chiflones, Chajás y bastantes Espátulas rosadas. De los más chiquitos Celestinos, Pecho amarillo, Boyeros. Nos faltaron los Federales que debieran ser habituales de la zona. Distraído así apreciando el bicherío llegamos al desguazadero, un lugar muy raro donde hay tirados todo tipo de chatarra entro otras cosas una chata que debe andar por los 20 m de eslora y cuesta imaginarse como la entraron por riacho. Máquinas, lingas, camiones, camionetas, pontones, puentes, todo desparramado y bastante oxidado en el medio de la nada.
Despues de pasar los meandros se hacenmás fuertes, cuesta doblar el Yamana en algunas vueltas y el fuerte SE que venía de popa por momentos nos pega de frente. Ahora la corriente viene francamente en contra. Pasamos un par de casitas muy prolijas, cerradas. La tapera de ladrillo no la veo más. De golpe en lo mas cerrado del monte me aparece una jauría de perritos pastores, algunos mestizos bigotudos y otros con sangre de Border Collie. Me ladran y siguen su camino. Llego a la vuelta de los Eucaliptus, ahí donde hace unos años los cazadores le apuntaron a Francisco con la escopeta... Se ve que hace rato que no están porque no hay basura ni señales de fuego. Más adelante se ve el segundo monte de Eucaliptos y el tercero que inequívocamente es la salida por e Santa María. Doce y media desembarco justo en la confluencia, hay un cartel de Parques que dice prohibido pasar, mucha caso no hacen. Hay basura y restos de fogatas. Esa zona tiene acceso desde la autopista Panamericana y es muy buena para pescar en la confluencia del agua contaminada del Luján con el Paraná. De hecho en el espejo de agua se ven grandes peces saltando por todos lados.
El Santa María tiene 7 Km de largo aproximadamente, deriva todo el caudal del Luján hasta el Paraná para mejorar el desagote en caso de creciente. Los últimos dos años realizaron una obra de dragado y ensanche que borró toda la orilla del lado Norte. La última vez que lo hice, se navegaba esquivando troncos y ahora debe ser tan ancho como el Canal Arias. En la última parte se han perdido unos lindos montecitos autóctonos que llegaron a formarse desde la construcción en 1966, pero posiblemente sirva para aliviar las inundaciones.
El canal corre apenas, pero viajo entretenido y al reparo del viento, a lo lejos vemos el gran monte de Eucaliptus y la curva que anticipa la desembocadura. En menos de una hora estoy en el Paraná. El viento es muy fuerte, debe andar entre 20 y 30 nudos, dejo pasar a un carguero y cruzo. Las olas no son grandes, aunque muy seguidas algo que pasa cuando el viento y la corriente son muy fuertes. La marea esta bajando muy fuerte.
El cruce es un mal necesario, no solo para tomar la curva por el lado interior, sino porque el viento pega muy fuerte contra el lado de afuera y además sobre la márgen derecha me queda el puerto regasificador. En ambos lugares no tendría la protección del viento que tengo en la márgen izquierda.
El agua a pesar que baja con mucha fuerza todavía tapa todas las islas, solamente sobresalen algunos muelles, paso Puerto Funade, la casa de las Palmeras, las balizas del puerto y cuando estoy llegando al Jardín Náutico encaro por el Arroyo Largo un loop cortito que me permite saltear un par de Km del Paraná y descansar del viento que ya estaba bastante molesto. Pensamos que con el agua alta se pasaba pero no, si no hay tapias de camalote no es travesía. Tuvios que volver por el mismo camino y seguir por el Paraná. Encaramos el cruce bien de atrás para tener las olas de frente y para acortar un poco la distancia. A las 15 entrabamos por el arroyo del club.

Komentarze

    You can or this trail